Los Pumas-All Blacks: para Mario Ledesma,"los chicos están muy bien de la cabeza"

Alejo Miranda
lanacion.com

Si haber prolongado al máximo la temporada del Súper Rugby trastocó la preparación de los Pumas, el perjuicio es infinitamente menor a los beneficios que ello entraña. El seleccionado llega al partido ante Nueva Zelanda con sólo una semana de entrenamiento. Para el entrenador Mario Ledesma, una situación que no es la ideal pero que queda reducida a la anécdota al lado de la confianza con la que llega el grupo luego de haber alcanzado la final.

"Obviamente que nos hubiese gustado tener una semanita más de trabajo. Después, en esta instancia lo más importante es la cabeza, y los chicos están muy bien de la cabeza", afirmó Ledesma en conferencia de prensa. "No me pongo a pensar en lo que ganaste y lo que perdiste. Es lo que es. Como dicen los franceses, si la vida te da limones, hacé limonada. Es todo aprendizaje y eso es lo que está bueno. El estado de la cabeza es muy bueno. Definitivamente el equipo aprendió y hoy son todos mejores jugadores y tipos más equilibrados."

En la mañana del jueves los Pumas realizaron su último entrenamiento de intensidad con miras al debut en el Personal Rugby Championship 2019, el sábado 15.05 en la cancha Vélez. En el imponente predio del colegio St. John's en Pilar, el equipo ensayó los movimientos con los que augura quebrar la resistencia de los All Blacks y conseguir la primera victoria en el historial.

Más allá de la dificultad que entraña enfrentar a los mejores del mundo, existen varios factores para confiar en romper el maleficio. Uno de ellos, precisamente, es el altísimo nivel de confianza que registra el plantel. "Queríamos darle continuidad al momento e inercia con que venía un grupo grande de jugadores y después sí empezar a rotar", dijo Ledesma al justificar el equipo que pone en la cancha, el mismo que jugó la final ante Crusaders salvo por dos cambios. "Queríamos meter a todos los chicos en una situación en la que les podía llegar a ir bien, que estuvieran en las mejores condiciones. Muchos [de los que se sumaron de Europa] vienen de una pretemporada, no iban a estar en las mejores condiciones. Entrenamientos reales tienen tres con el de hoy."

Los 15 frente a los All Blacks

Quienes sí ingresan son Nicolás Sánchez y Juan Figallo. "Hablamos con Alex [Ross, el preparador físico], que de esto sabe bastante más que yo, y nos dijo que los que más estaban para arrancar eran ellos. Después hay un factor de experiencia", aclaró Ledesma. "Nico ya conoce de memoria el sistema, desde el primer entrenamiento lo demostró. Chipi, más allá que pase en la cancha, el lunes arranca igual. Hay que alimentar confianza que tiene el equipo hoy y estos dos tipos están preparados para jugar."

Otro aspecto es que Nueva Zelanda preservó a la mayoría de los jugadores de Crusaders, la base del equipo, y tiene entre los 23 a cuatro debutantes. ¿Tienen los Pumas una ventaja ahí? "Yo creo que sí", aceptó Ledesma. "Después hay tipos jóvenes, tipos con pocos tests como titulares también. Después está en qué hacemos para ponerlos bajo presión. [Sevu] Reece es un animal completamente diferente con presión o sin presión. A partir del momento en que podamos ponerlos bajo presión hay algunas piezas que se alinearán. Hoy los chicos se han acostumbrado a salir a marcar territorio e imponer la forma en que ellos quieren jugar. Tenemos que ser los primeros en hacer algo. No existen los batacazos a este nivel."

La posibilidad de conseguir la primera victoria ante All Blacks, como cada vez que desde hace ocho años se los enfrenta dos veces por año, está latente. Una situación que Ledesma no esquiva, pero que intenta no sea un factor de presión para sus dirigidos: "Si seguimos jugando y seguimos laburando como lo venimos haciendo, en algún momento se va a dar que les ganemos. Lo que no tenemos que hacer es proyectarnos y empezar a jugar con el entusiasmo y las expectativas de la gente. Esa es la mejor manera de dejar entrar pensamientos invasivos y cosas que nos nublen y nos saquen del foco, que es la próxima reunión, el próximo entrenamiento. La idea es tener un pensamiento más directivo. Que la gente se ilusione, está buenísimo y es toda energía que tenemos que dejar pasar del lado positivo. Pero que se ilusione la gente y se dé manija, nosotros tenemos que estar en el minuto a minuto y en mejorar de acá al sábado. Aprovechar cada minuto para prepararnos para el partido, que no es lo mismo que empezar a jugar el partido antes."

Qué leer a continuación