Los Pumas 7s desafían al coronavirus y apuntan a los Juegos Olímpicos de Tokio

Alejo Miranda
·3  min de lectura

Tres días de encierro tras llegar, hisopados diarios, burbuja, distanciamiento. El seleccionado argentino de seven está en Madrid para protagonizar dos certámenes de exhibición y no deja nada librado al azar, con más de 10.000 contagios diarios en España. Un costo mínimo cuando se pone en perspectiva todos los beneficios que entraña jugar un torneo internacional en un contexto de casi nula competencia en un año y con los Juegos Olímpicos de Tokio en la mira.

"Por un lado buscamos competir. La verdad es que es rarísimo. Si algo le sobraba al seven este año era competencia, y ahora hacemos malabares para encontrar alguna", contó Santiago Gómez Cora para LA NACION. "De paso ponemos en práctica un sistema nuevo de ataque que estamos tratando de implementar y que venimos ensayando bastante. Veremos si funciona", añadió el entrenador.

El seleccionado olímpico, cuartofinalista en Río 2016, viajó a Madrid el pasado domingo y está listo para el debut, que se producirá este sábado a las 7.22 de la Argentina ante el local; más tarde, a las 12.28, jugará contra Estados Unidos. El domingo se enfrentará con Portugal (a las 6) y Kenia (8.44). Los dos primeros accederán a la final. DirecTV Sports transmitirá desde las 12 en ambas jornadas.

Super Rugby australiano. Por qué juega un papel decisivo en el rugby argentino

Inicialmente iba a participar también Francia, otro de los principales equipos del Circuito Mundial, pero se dio de baja a último momento por un brote de Covid-19 dentro del equipo, que les impidió salir del país. Los mismos cinco seleccionados volverán a cruzarse el próximo fin de semana, también en el estadio de la Universidad Complutense de Madrid, que suele albergar los partidos del conjunto de XV.

"Es todo rarísimo", continuó Gómez Cora. "El avión es muy complicado; la comida, el hotel... no tenés buffet. Siempre estamos concentrados todos los equipos en un mismo hotel, y acá estamos todos separados. Es todo distinto. Cada dos o tres días hay que hisoparse. Es complicado".

La última competencia oficial de los Pumas 7s fue el Sudamericano realizado a principios de diciembre en Chile, certamen que conquistaron al vencer en la final a Brasil. No obstante, no han tenido competencia de primer nivel desde el Seven de Vancouver, hace casi un año (principios de marzo, por la séptima etapa del Circuito Mundial). En enero realizaron una dura pretemporada en Pinamar.

"La preparación es esto: pasar la mayor parte del tiempo juntos y buscar competencia", explicó el entrenador. "El equipo que pueda competir va a tener algo de ventaja. Hay algunos que tuvieron que buscar una competencia interna, por las restricciones para salir de su país. Somos unos privilegiados por haber podido competir, en Sudamérica. Nos vino bien para agarrar ritmo. Y ahora este nivel internacional va a estar espectacular. En adelante nos queda Dubái, para fin de marzo, y para después no hay nada programado. Es un día por día, es una locura. Hoy agradecemos que estamos acá".

Golf: el mágico birdie de Rahm y su reacción tras el tiro "de videojuego"

El rival más fuerte en este certamen es Estados Unidos, uno de los principales animadores del Circuito Mundial. El equipo al que dirige Mike Friday llega con varias de sus figuras, casos Perry Baker, Martin Iosefo y Ben Pinkelman. Kenia es el otro de los cinco que están clasificados para Tokio 2020.

La Argentina viajó con un plantel de 14 jugadores, seleccionados entre los 18 que convocó Gómez Cora para realizar toda la preparación rumbo a los Juegos. Entre ellos, el platense Lucio Cinti, que integró el plantel de los Pumas que participó en el Tri-Nations en Australia a fin de 2020. El resto se trata de las figuras de siempre: Fernando Luna, Rodrigo Isgro, Germán Schulz, Ignacio Mendy, Rodrigo Etchart, Santiago Álvarez, Lautaro Bazán Vélez, Gastón Revol, Matías Osadczuk, Santiago Mare, Franco Sábato, Marcos Moneta y Joaquín De la Vega.