El Pulga Rodríguez se va de Colón: los lujos y golazos que dejó en su paso por Santa Fe

José E. Bordón
·3  min de lectura

SANTA FE.- Luis Miguel "Pulga" Rodríguez confirmó que no seguirá jugando en Colón. "Entre el jueves y viernes nos juntaremos mano a mano (con el presidente, José Vignatti). Voy a ir solo, porque quedé en el medio del tiroteo entre el presidente y mi representante. La decisión está tomada y es irreversible", aseguró el goleador del Sabalero y del último torneo por la Copa Diego A. Maradona.

En una charla con El Litoral, el Pulga dijo que espera la reunión final, cara a cara, con el presidente Vignatti para encontrar la mejor salida y anticipó que ya le comunicó su decisión al entrenador Eduardo Domínguez.

"Ni siquiera voy a jugar el amistoso de este sábado contra Patronato" (está acordado en el estadio Presbítero Grella, de Paraná, desde las 9). "Los muchachos me van a pedir que lo juegue porque somos poquitos, pero es correr un riesgo innecesario", se justificó.

"Le pido a José (Vignatti) que me deje salir por la misma puerta grande que entré hace dos años a Colón. Me vine de Tucumán para salir campeón con Colón, lo dejé todo, falté sólo un par de partidos y siempre jugué. Nunca puse ninguna excusa. Me gustaría la despedida al lado de Vignatti en una rueda de prensa, así le puedo agradecer a todos, fundamentalmente a la gente", señaló.

Todos los goles del Pulga en el Sabalero

Ante una consulta estimó conveniente llegar a un acuerdo coherente. "Es real que el contrato está firmado hasta junio de este año, y que no hay ninguna cláusula rara ni nada por el estilo. Pero yo no creo que a Colón le sirva pagarme el sueldo para verme trotar alrededor de la cancha hasta junio. No le va a servir al club, al técnico, al grupo ni a mí. Sería una falta de respeto que Vignatti me pida que deje un dinero. Tengo 36 años, a mí no me va a comprar el PSG. Yo cuando vine a Colón, sólo vine por el sueldo y nada más. Todos cobraron e incluso yo resigné el 15 por ciento de mi bolsillo. Que no vean fantasmas, no es que me quiero ir porque tengo un precontrato en otro lado. Capaz me voy de Santa Fe y me quedo en Simoca sin hacer nada. No tengo energía, di todo lo que tenía para salir campeón y no se dio. Mi cabeza ya está en otro lado", afirmó Rodríguez, uno de los jugadores más destacados por la propia organización del torneo.

"La ciudad es hermosa, el club es espectacular, el predio es increíble, un estadio modelo. Nunca me insulté con nadie. Los médicos, los utileros, los kinesiólogos, los dirigentes, la gente.por más que nunca se puede conformar a todos, con todos me llevé bien. Pero es un ciclo terminado: vine a salir campeón y no pude. Todos dicen que quedamos en la historia, sí; pero a mí me hubiera gustado quedar de otra manera. Le pido perdón a la gente por lo de Paraguay, esa noche me quedé llorando solo en el hotel hasta la madrugada", confesó.

Si bien el jugador evitó comentarlo, se sabe que proseguirá su carrera en otro club, de la Argentina o de Bolivia. Siempre mencionó su deseo de retirarse con la camiseta de Atlético Tucumán, el cuadro que lo lanzó a la consideración nacional e internacional, pero durante la entrevista prefirió que se interprete su alejamiento de Santa Fe como un pretexto para descansar.