La puertorriqueña Serrano es triple campeona al vencer a la argentina Bermúdez

Agencia EFE
·3  min de lectura

San Juan, 25 mar (EFE).- La puertorriqueña Amanda Serrano defendió este jueves en San Juan con éxito sus títulos peso pluma del Consejo y la Organización Mundial de Boxeo, respectivamente, y sumó el vacante de la Organización Internacional de Boxeo, tras noquear en el noveno asalto a la argentina Daniela Bermúdez.

Con el triunfo en la pelea estelar en un cartel celebrado en la Plaza del Quinto Centenario en el casco histórico del Viejo San Juan y presentado por las empresas Ring City USA y Miguel Cotto Promotions, Serrano obtuvo su victoria 40 de su carrera, su nocaut 30 y prosigue su racha ganadora por nueve años.

Fue además la primera ocasión que Bermúdez pierde por nocaut.

Serrano, quien dominaba la reyerta de principio a fin, logró su victoria al conectar un fuerte gancho de izquierda al costado derecho de Bermúdez en la penúltima vuelta del combate.

El golpe a Bermúdez provocó que ésta retrocediera en el cuadrilátero y se arrodillara buscando respirar y recuperarse para continuar boxeando, pero se le hacía imposible.

Al mismo tiempo, el referí puertorriqueño Roberto Ramírez hijo le contaba los segundos reglamentarios por si esta se recuperaba y se levantaba, pero le fue imposible, deteniendo la reyerta al 1:33 del noveno asalto.

"Sabía que podía ganar y que tenía más fuerza que ella. Escuché a mi esquina y quería demostrarle a mis compatriotas que vinieron hasta acá que podía ganar", expresó la campeona mundial en siete divisiones, la única púgil -hombre o mujer- en ganar títulos en tantas categorías.

Serrano, de 32 años, ha sido campeona en las divisiones de las 115 (52 kilos) 118 (54 kilos), 122 (55 kilos), 126 (57 kilos), 130 (59 kilos), 135 (61 kilos) y 140 libras (64 kilos).

Serrano y Bermúdez arrancaron su combate bastantes agresivas y así lo continuaron en el segundo asalto.

Sin embargo, en la tercera vuelta, Serrano tomó control de la reyerta y para el siguiente episodio, presionó a Bermúdez con jabs, golpes directos al mentón y al cuerpo.

Entonces, para la quinta vuelta, Serrano continuó con su plan de pelea, mientras Bermúdez apretaba con combinaciones.

Pero, para el sexto asalto, Bermúdez se mostraba cansada, disminuyendo sus golpes, lo que entonces Serrano aprovechó para continuar su ofensiva.

Al terminar este asalto, el entrenador de Serrano, Jordan Maldonado, fue removido de la esquina por gritar improperios al referí Ramírez por quejarse de que Bermúdez estaba lanzando golpes después de sonar la campana al acabar los asaltos.

Esto, sin embargo, no limitó a Serrano de continuar su pelea en el séptimo asalto, pegando efectivos puños a Bermúdez, aunque la argentina mostraba que no se iba a rendir.

Para el octavo asalto, Serrano no mostraba intenciones de disminuir su intensidad al continuar marcando con combinaciones a su rival, hasta que en el noveno episodio, la puertorriqueña pegó su puño del triunfo.

El próximo objetivo de Serrano es convertirse en la campeona indiscutible pluma.

Para ello, primero tendrá que derrotar a Bermúdez (29-3-3, 10 KOs) y luego a Jelena Mrdjenovich, campeona de la Asociación Mundial de Boxeo, y Sarah Mahfoud, reina de la Federación Internacional de Boxeo.

Previo a la reyerta estelar entre Serrano y Bermúdez, se celebraron otras peleas.

El mexicano Eduardo Báez venció al puertorriqueño Abimael Ortiz por decisión unánime 80-72, 79-73 y 79-73.

No obstante, el hermano gemelo de Báez, Leonardo, no obtuvo el mismo resultado, al caer por nocaut en el cuarto asalto ante el puertorriqueño Carlos Caraballo, quien con su triunfo, mejoró su marca invicta a 14-0.

Mientras, Juan Carlos Camacho mejoró su marca a 12-1 al ganar por decisión dividida al nicaragüense Marvin Solano con tarjetas de 78-73. 76-75 y 75-76.

Finalmente, el medallista de oro panamericano puertorriqueño Oscar Collazo prosperó su récord a 3-0 al derrotar por decisión unánime a Francisco Bonilla (6-10-3), con tarjetas de 60-54.

(c) Agencia EFE