No investigarán caso que llevó a dimitir exgobernador de Puerto Rico Rosselló

Agencia EFE
·3  min de lectura

San Juan, 24 nov (EFE News).- Los Fiscales Especiales Independientes (FEI) que investigan a cargos públicos en Puerto Rico no encontraron pruebas suficientes para acusar al exgobernador Ricardo Rosselló y su círculo más cercano en el caso del chat de Telegram que desembocó en su renuncia, aunque matizaron que hubo limitaciones de investigación en el expediente que les llegó del Departamento de Justicia.

Los fiscales del FEI a cargo de la investigación entendieron que no existía la intención criminal o negligencia requerida para sostener acusaciones penales contra los integrantes del chat, pero dejaron clara la situación que les llegó del informe de Justicia, que fue la base para su decisión.

La FEI refirió a uno de los integrantes del polémico chat, Elías Sánchez Sifonte, a la Oficina del Procurador General para el proceso, por su implicación en un caso que supuso un escándalo político sin precedentes en el verano de 2019 que terminó con la dimisión de Rosselló, tras la presión en la calle de los puertorriqueños, indignados por el contenido, que incluía insultos y mofa a figuras públicas y distintos colectivos.

NO SE PERMITEN INTERPRETACIONES

La resolución de la FEI matiza que el Código Penal no permite interpretaciones fuera de lo establecido estatutariamente de forma específica.

"El ámbito que ejercemos nos priva de actuar con la emoción, el enfado o con sentimiento, si no, con la razón, la convicción y la pureza de los procedimientos legales. De otra manera, sería torcer el precepto de la ley, lacerando como han intentado muchos en posiciones de alta jerarquía, la confianza en el sistema de justicia del país", indica la resolución.

A pesar de todo, la resolución matiza que no hay prueba de la comisión de delito que conlleve la presentación de cargos criminales, menos aún con el "quántum" requerido de más allá de duda razonable.

Los fiscales del FEI Miguel Colón Ortiz y Leticia Pabón Ortiz fueron los responsables de la investigación, que supuso la entrevista a más de una veintena de testigos.

Justicia refirió este caso al FEI el pasado mes de enero, a través de un informe que fue clave para la decisión de los fiscales especiales que se hacen cargo de los casos en los que están implicados funcionarios públicos.

EL INFORME IRÁ A ÉTICA GUBERNAMENTAL

El siguiente paso incluye que el FEI envíe a la Oficina de Ética Gubernamental el resultado de su investigación.

El caso de Sánchez Sifonte fue referido a la Oficina del Procurador General por la posible infracción del Código de Ética de la Profesión de Abogados al haber intervenido en un asunto gubernamental.

El controvertido chat de Telegram, de cerca de 900 páginas, provocó en julio de 2019 la renuncia de Rosselló Nevares y del resto de implicados en el chat ante la presión provocada por manifestaciones multitudinarias debido a la indignación por el contenido.

Las cerca de 900 páginas incluían insultos homofóbicos y machistas, además de comentarios sobre asuntos público sin ningún tipo de sensibilidad, como, por ejemplo, los fallecidos por el huracán María de 2017 y la acumulación de cadáveres en el Negociado de Ciencias Forenses.

Además se criticaba e insultaba a figuras públicas y de la política puertorriqueña como la mediática alcaldesa de San Juan, que hoy mostró su desacuerdo y asombro con la determinación de la FEI.

ROSSELLÓ REACCIONA

En un comunicado el gobernador agradeció a su esposa, Beatriz, "por ser un pilar de fuerza y ?amor. También quiero agradecer a mis hijos, a toda mi familia y a todos mis amigos y simpatizantes por su inquebrantable creencia y amor durante este largo tiempo y arduo proceso".

"Como he dicho todo el tiempo, este lamentable tema fue utilizado por mis oponentes políticos para distraer la atención de las importantes reformas que estábamos logrando en nombre del pueblo de Puerto Rico, la principal de ellas para eliminar la cultura de la corrupción", agregó.

(c) Agencia EFE