Rayos del sol encienden antorcha de Tokio 2020 a puertas cerradas en antigua Olimpia

Reuters
La actriz griega Xanthi Georgiou pasa la llama olímpica a una sacerdotisa durante el ensayo de la ceremonia de encendido en una ceremonia para los JJOO de Tokio 2020 en la Antigua Olimpia, Grecia.
La actriz griega Xanthi Georgiou pasa la llama olímpica a una sacerdotisa durante el ensayo de la ceremonia de encendido en una ceremonia para los JJOO de Tokio 2020 en la Antigua Olimpia, Grecia.

ANTIGUA OLIMPIA, Grecia, 12 mar (Reuters) - Los rayos del sol encendieron el jueves la antorcha de los Juegos de Tokio 2020 en la antigua ciudad griega de Olimpia, marcando el comienzo de un periplo que debería culminar en el evento que se celebrará entre el 24 de julio y el 9 de agosto, aunque actualmente está en duda por la pandemia de coronavirus.

La actriz Xanthi Georgiou, en el rol de sacerdotisa, utilizó un espejo parabólico para encender la antorcha en una austera ceremonia sin espectadores, dando comienzo al relevo de la llama olímpica.

La antorcha será entregada a los organizadores de los Juegos de Tokio en Atenas el 19 de marzo.

Desplázate para continuar viendo el contenido.
Anuncio

Tanto los organizadores de los Juegos como el Comité Olímpico Internacional (COI) han insistido en que el evento seguirá adelante según lo planeado, en medio de crecientes especulaciones sobre una posible suspensión o aplazamiento ante la rápida propagación del virus por el mundo.

"Diecinueve días antes de la ceremonia de apertura de los Juegos estamos firmes en nuestro compromiso por muchas (...) organizaciones de todo el mundo que están adoptando medidas significativas para contener la propagación del coronavirus", dijo el presidente del COI, Thomas Bach.

"Los Juegos de Tokio son organizados por un equipo de estrellas japonesas que cuenta con un destacado apoyo y cooperación en todos los niveles del gobierno", afirmó ante un pequeño grupo de invitados en una soleada mañana dentro del antiguo estadio, en el Peloponeso occidental.

La ceremonia fue la primera desde 1984 que se celebra sin espectadores en las verdes colinas del estadio, ante una reducida presencia de funcionarios acreditados que obtuvieron permiso para ver el encendido en el cercano Templo de Hera.



(Reporte de Karolos Grohmann; editado en español por Marion Giraldo y Carlos Serrano)

Qué leer a continuación