Puebla frena al rebaño

El Universal

Alain Arenas, enviado

PUEBLA, Pue., agosto 3 (EL UNIVERSAL).- Las Chivas fueron un equipo irregular, impreciso y que sólo ofreció diez buenos minutos en el estadio Cuauhtémoc, ante el Puebla.

Luego, se desfondaron, terminaron contra las cuerdas, pero aún así pudieron rescatar un punto ante un combativo cuadro de José Luis Sánchez Solá. Sin embargo, los tapatíos comenzaron siendo un vendaval ante unos poblanos desconcentrados, que no estaban enfocados, en un recinto con mayoría rojiblanca.

Ese nerviosismo haría pagar a los dirigidos por "El Chelís".

Primero, un fuera de lugar evitaría que el árbitro Marco Antonio Ortiz les marcará un penalti en el arranque del partido. Pero ni eso los hizo reaccionar y al minuto 7 cometerían otra falta en el área, esta vez avalada por el silbante, que Oswaldo Alanís transformaría en gol, luego de que disparara a la izquierda del arquero Vikonis.

El cuadro de Tomás Boy, ausente este juego por su expulsión ante Tigres, desapareció de a poco en el campo. En parte por la presión alta del Puebla y también porque fue incapaz de mantener su buen momento en el juego.

Los poblanos lo aprovecharon. Primero empezaron a tener presencia en el área rojiblanca, gracias a su intensidad y luego porque lograron asociarse bien.

Así desapareció el buen momento de los tapatíos. El Puebla obtuvo su premio cuando agonizaba el primer tiempo. Una salida trompicada del guardameta Antonio Rodríguez dejó el balón a la deriva en el centro del área. Ahí Brayan Angulo remató el balón para marcar el empate a un gol.

Para el segundo tiempo, el árbitro Ortiz se llevó los reflectores. Primero, al 59' necesitó de la ayuda del VAR para invalidar un tanto de Lucas Cavallini, luego de que en mediocampo diera una supuesta plancha. Luego de revisar la repetición, el silbante expulsó al canadiense, con polémica de por medio, porque no parecía ser una falta para una tarjeta roja.

Chivas no pudo imponer la superioridad que le daba tener un hombre de más y, al 71' Miguel Ponce perdió la concentración, puso el antebrazo sobre el rostro de Alejandro Chumacero, lo que provocó su segunda amonestación y consecuente expulsión.

Con la paridad en el campo, los poblanos buscaron el gol del triunfo, pero se encontraron con Rodríguez, quien se recuperó de su error. Primero con un mano a mano y luego con una atajada al ángulo derecho que evitó la inminente derrota de su equipo. El equipo de Tomás Boy fue 10 minutos de luz y 80 de sombra, suficiente para sacar un sufrido empate.

El Rebaño sigue sin convencer, pero sumó un punto valioso, dado su desempeño irregular.

La polémica. El árbitro Marco Antonio Ortiz expulsó a Lucas Cavallini, por una falta que no ameritaba tarjeta roja.

El error. Antonio Rodríguez le regaló el balón a Brayan Angulo, quien no desaprovechó la oportunidad para el empate.

La tontería. Miguel Ponce recibió la segunda amarilla por un codazo sobre el rostro de Alejandro Chumacero.

Qué leer a continuación