Puebla por el boleto a semifinales

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·2  min de lectura
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

CIUDAD DE MÉXICO, mayo 15 (EL UNIVERSAL).- Final de vuelta de la temporada 1989-90 entre el Puebla y la Universidad de Guadalajara. En la ida habían terminado 1-2 a favor de La Franja, un equipo poblano constituido por jugadores de la clase de Pablo Larios, Eduardo Fuentes, Arturo Álvarez, José Manuel de la Torre, Marcelino Bernal, Jorge Aravena y Carlos Poblete.

Vino el juego definitivo. El marcador estaba 3-2 a favor de los camoteros pero había que "matar" a los Leones Negros de Alfonso Sosa, Octavio Mora y Daniel Guzmán... Entonces sucedió, con un equipo tapatío desbordado al ataque, el "Mortero" Aravena tomó la pelota y vio el movimiento de Poblete, al que le mandó el balón... El "Búfalo" corrió, corrió hasta enfrentar a Víctor Manuel Aguado, portero rival, al que venció tirando por debajo. Gol de Puebla y título.

Hoy La Franja no está en las mismas condiciones, juega la vuelta de los cuartos de final contra Atlas, pero las comparaciones han regresado de ese equipo de Manuel Lapuente al de Nicolás Larcamón.

Y ante esto, Poblete, el héroe de aquellos años, niega que se deba comparar a ese equipo, con el actual, "son tiempos diferentes, jugadores diferentes, un equipo diferente... Aunque buscan lo mismo".

El Puebla de aquellos años era manejado por Emilio Maurer que estaba en férrea guerra con Televisa y su "control tiránico" del futbol mexicano en esos años... "Eran tiempos difíciles, se decían muchas cosas, pero a nosotros sólo nos interesaba en ganar y la directiva nos lo había advertido: 'Es el título o nada'"...

Hoy el Puebla está en Liguilla por segundo torneo consecutivo, "por nuestros propios méritos", realizando uno de sus mejores torneos en su historia, pero hay nada que comparar... "Aquello ya fue. Queremos escribir otra historia".