Prohíben a los aficionados asistir al GP de Australia

Jonathan Noble
motorsport.com

Menos de una hora después de que los organizadores de la carrera anunciaran que planeaban seguir adelante con el evento de Albert Park, incluso si se cancela la competencia de la Fórmula 1, el gobierno dejó claro que no se permitiría a los aficionados entrar en el recinto.

Con las colas ya formadas en las puertas de la pista, ya que la hora de apertura original se retrasó, la intervención del estado de Victoria significó que finalmente fueron rechazados.

El primer ministro de Victoria, Daniel Andrews, dijo a 7News Sydney: "Por motivos de salud pública, no habrá espectadores en el Gran Premio de este fin de semana si la carrera se lleva a cabo. Eso es un asunto de ellos y harán los anuncios muy pronto".

Tras el retiro de McLaren de la primera ronda de la temporada, después de que un miembro de su personal fuera diagnosticado con coronavirus, los equipos y los jefes de la F1 se reunieron el jueves por la noche para discutir el siguiente paso. Las fuentes dicen que la mayoría de los equipos votaron en contra de que la carrera siguiera adelante, y la FIA aceptó esa decisión.

Reuniones de alto nivel han tenido lugar en Melbourne el viernes por la mañana para discutir los próximos pasos, y si las carreras soporte continuarán o no.

Mientras tanto, los equipos han comenzado a llegar a la pista para comenzar a empacar sus equipos.

Qué leer a continuación