Profeta en su tierra, Okumura es reconocido en Osaka

El Universal

CIUDAD DE MÉXICO, enero 11 (EL UNIVERSAL).- Quince años han pasado desde que Okumura emprendió la aventura de aterrizar en México, para alcanzar el sueño profesional en los costalazos de paga.

Este viernes regresó, como parte de la gira Fantasticamanía, con la etiqueta del CMLL en su frente, pero el orgullo de haber aprendido el valor de la lucha libre en su tierra.

Y su agradecimiento fue reconocido con un homenaje sobre el cuadrilátero, en la primera fecha del certamen. "Fue en mi ciudad natal (Osaka), con el lugar lleno en el primer evento de Fantasticamanía. Estuve contento por la lucha de mis 25 años como luchador profesional".

Haber demostrado la calidad que pese a las lesiones y el paso del tiempo, mantiene como gladiador, lo llenan de emoción. "Para mi es importante haberlo hecho como parte del contingente del Consejo Mundial, fue una gran noche".

Así que, una vez que terminé la gira, el 20 de enero, el objetivo será volver a México en busca de mejores oportunidades, "me siento fuerte aún para lograr muchas cosas. Y lo voy a hacer, a costa de lo que sea".

Sobre el entarimado, se unió al Último Guerrero y Cavernario, para imponer condiciones sobre Carístico, Kojima y Stuka Jr., que tras un ataque del esquinero sucumbió ante el japonés, para ponerle fin a la batalla.

En la riña semifinal, se dio la presentación oficial del lagunero Dulce Gardenia, quien junto a Tanahashi y Tsuji cayó con los "Ingobernables de Japón", integrados por Naito, Takahashi y Bushi.

La gira del CMLL tendrá siete fechas más en distintas ciudades de Japón, cerrando en el tradicional Korakuen Hall de Tokio.

Qué leer a continuación