A prisión: Antonio Lozano, expresidente de la FMAA, declarado culpable por corrupción

Juan Manuel Marino
·2  min de lectura

La Fiscalía General de la República dictó una sentencia condenatoria para Antonio Lozano Pineda, expresidente de la Federación Mexicana de Asociaciones de Atletismo (FMAA). De acuerdo al juez federal de la causa, el ex directivo ha malversado y perdido de manera oficial todos los derechos para dirigir dicho deporte en México, y deberá reponer una cifra mayor a 4.8 millones de pesos.

Por su parte, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) confirmó que lozano ha acumulado notas y créditos fiscales por un aproximado de 30 millones de pesos entre los aos 2012 y 2016, los cual deberá liquidar y que fueron parte de las investigaciones desde su detención.

Antonio Lozano, ex presidente de la FMAA, condenado. Foto: <br> @arteaganoticias
Antonio Lozano, ex presidente de la FMAA, condenado. Foto:
@arteaganoticias

Los documentos oficiales determinaron que el funcionario es culpable por el delito de peculado, debido a la emisión de documentos fiscales falsos ante la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade). El  juzgador decidió graduar la culpabilidad de Lozano a "mínima", por lo que la condena final es de tres años de prisión y 150 días de multa (de 9350 pesos por día aproximadamente), además del abandono de su cargo.

 

Prisión o trabajos forzados para Antonio Lozano

A Antonio Lozano se le restarían 23 días a su condena debido a que permaneció en prisión preventiva entre el 19 de diciembre de 2016 y el 10 de enero del 2017. El 28 de enero, había sido condenado a seis años, pero el ex FMAA impugnó el fallo y ahora tendrá dos opciones, aunque la penalización económica y la pérdida de su cargo serán definitivas.

Una opción será tres años de prisión, mientras que la otra es hacer trabajos comunitarios en condición de semilibertad durante 150 jornadas no remuneradas. Tendrá tiempo hasta el 26 de abril para comunicar su decisión.

 

De acuerdo al Poder Judicial del país, el fallo no pone en riesgo la participación de los atlétas de México en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.