Pringles le "afeita" el bigote a su icónica mascota por primera vez en 53 años

Fernando Gonzalo
·2  min de lectura

Un monigote blanco con cara de huevo, un poblado mostacho y una pajarita roja: se trata del inconfundible Julius Pringles, la mascota de Pringles diseñada por Louis R. Dixon que ha sido el icono de la marca desde su lanzamiento en 1967.

Uno de sus elementos más reconocibles es su característico bigote tipo handlebar, con una notable frondosidad y un tamaño llamativo que ocupa casi toda la cara del muñeco. Ahora, por primera vez en 53 años, Pringles le ha afeitado el mostacho a su mascota por una buena causa.

La marca ha subido a Instagram un vídeo en el que se ve cómo unas tijeras afeitan por completo a su mascota, dejándole la cara totalmente al descubierto. Detrás de esta decisión no hay razones estéticas y la intención no es darle a Julius un cambio de look: se trata de un gesto de apoyo a la Fundación Movember.

El movimiento Movember (del inglés “mostacho” y “noviembre”) comenzó en 2003, cuando un grupo de 30 jóvenes australianos se dejaron crecer el bigote como muestra de apoyo a un amigo que sufría cáncer de próstata. Desde el año 2004, la Fundación Movember comenzó a recolectar fondos para destinarlos a la lucha contra el cáncer de próstata en Australia.

La fundación ha crecido de manera imparable y cada noviembre se celebra un evento oficial en 21 países, durante el cual los varones se dejan crecer el bigote y se celebran encuentros para concienciar sobre diversos temas de salud masculina. Sus principales áreas de preocupación son el cáncer de próstata y de testículos, la salud mental de los hombres y el suicidio masculino.

Pringles ha decidido adherirse a la causa con este vídeo y un sencillo mensaje: “si Mr P puede hacerlo, tú también”. No se trata de la única marca que ha decidido mostrar su apoyo: otro legendario bigotudo, el coronel Sanders de KFC, también ha aparecido lampiño en las redes francesas de la compañía. La idea es afeitarse ahora para dejarse crecer el bigote a lo largo del mes de noviembre, como dicta una tradición que lleva ya 17 años intentando mejorar la salud y la vida de los hombres de todo el mundo.

Vía Pringles
Vía Pringles

Más historias que te pueden interesar: