Previa de Libertadores: el superclásico del verano que por ahora no le interesa a (casi) nadie

LA NACION
·3  min de lectura
Casco y Soldano, en el aire: van a reencontrarse el 2 de enero
Fuente: LA NACION - Crédito: Santiago Filipuzzi

Todo un símbolo de lo que fue el año de la pandemia, en 2020 no hubo ni un superclásico. El último fue el 22 de octubre de 2019, en la Bombonera, en el triunfo de Boca por 1 a 0, con un tanto de Jan Hurtado. Fue un triunfo efímero para el equipo xeneize, conducido por Gustavo Alfaro: apoyado en la victoria conseguida en el Monumental por 2 a 0, el 1º de ese mes, River alcanzó la final de la Copa Libertadores.

El 1-0 de Boca, en la Libertadores

El último súper de un torneo local, fue el 1º de septiembre de ese año, por la Superliga, un raquítico 0 a 0 en el Monumental. Semanas después, con el reemplazo de Miguel Russo por Alfaro en el camino, Boca le arrebató el título doméstico a River en la fecha final.

El 1-0 de River, en Mar del Plata

Los poderosos de nuestro medio no se citan en un encuentro de verano desde el 21 de enero de 2018, un clásico -ahora, añejo- de la temporada estival. Fue en Mar del Plata, cuando River se impuso sobre Boca por 1 a 0, con un grito de Rafael Santos Borré, hoy el artillero del ciclo del Muñeco, con 44.

Posiblemente, ese encuentro haya tenido más titulares de los que habrá en el Boca-River próximo, por la cuarta fecha de la Zona A de la Copa Diego Maradona. Tiene fecha oficial: se jugará el sábado 2 de enero, a las 21.30, en la Bombonera. En un principio, estaba programado para el 3, pero la clasificación del conjunto millonario a las semifinales de la Copa Libertadores derivó en el movimiento. Como jugará con Palmeiras el 5 de enero (en Avellaneda, a las 21.30), la decisión fue anticiparse un día. En el medio estaba la definición de la serie de cuartos de final entre Boca y Racing. El conjunto xeneize también avanzó y jugará el 6 con Santos, en la Bombonera, desde las 19.15.

En enero de 2018, Boca era dirigido por Guillermo Barros Schelotto, que dispuso de un equipo con mayoría de titulares, como Nández, Tevez y Pavón. Lo mismo ocurrió con el River del Muñeco: Nacho Fernández, Pity Martínez, Enzo Pérez, entre otros. En el próximo y extraño desafío -será un partido "de verano", pero oficial y en un campeonato fuera de lo común- seguramente habrá más suplentes y juveniles. Porque la prioridad, como siempre, es la Libertadores. Y porque, más allá de la proximidad de la serie de semifinales, es un certamen mirado de reojo, sin público ni prestigio. River y Boca comparten la punta de la Zona Campeonato A, con 4 puntos. Tal vez, los resultados de la próxima fecha resuelvan el misterio: Boca jugará con Huracán (el domingo, a las 19.20, en TNT Sports) y River se medirá con Arsenal (el mismo día, a las 21.30, por Fox Sports).

De un modo u otro, será casi, casi un partido de verano.