El presidente la UEFA, contra el VAR: "No puede haber un fuera de juego por tener la nariz larga"

LA NACION
lanacion.com

A su modo, el VAR produjo un antes y un después en la historia del fútbol mundial. Desde el vamos, el sistema acumuló tantos detractores como defensores. Uno de los que se encolumna en la primera línea es Aleksander Ceferin, presidente de la UEFA, que dijo que esta tecnología de video-arbitraje es un "desastre", aunque "desgraciadamente" ya no tiene "vuelta atrás".

"No puede ser que un jugador con una nariz larga corra el riesgo de estar en fuera de juego", adelantó el dirigente, sobre el escasísimo margen que ahora se maneja para indicar la posición adelantada. "Uno o dos centímetros no pueden ser suficientes para señalar fuera de juego", abundó Ceferin, que propone una tolerancia de "10-20 centímetros" para esas acciones revisadas en el monitor.

"Propondremos cambios a la International Board", adelantó el dirigente esloveno, indignado también con las controversias sobre las manos en las áreas.

"Hace dos semanas nos reunimos con Klopp, Guardiola, Allegri, Ancelotti o Zidane, algunos de los mejores entrenadores del mundo. Roberto Rosetti, nuestro responsable de arbitraje, les mostró una de estas acciones de mano y les preguntó si les parecía penal. La mitad respondió sí y la otra, no", adelantó el sucesor de Michel Platini.

Además, apuntó: "Si eres es el árbitro en la cancha, aunque haya 70.000 u 80.000 personas gritando, eres tú quien debe decidir, no una persona escondida en algún lugar de Londres, Berlín u otro lugar".

"Era muy escéptico con el VAR y puedo decir que no me gusta el resultado. Desafortunadamente, ya no hay vuelta atrás", concluyó el ex abogado, de 56 años, muy frustrado por las confusiones que parece haber generado el VAR en millones de hinchas europeos.

Qué leer a continuación