La presión de Morata

Agencia EFE
EFE

Iñaki Dufour

Majadahonda (Madrid), 30 ene (EFE).- Lesionados Joao Félix y Diego Costa y descartado el fichaje de Edinson Cavani, el derbi de este sábado contra el Real Madrid descarga la presión goleadora del Atlético de Madrid sobre Álvaro Morata, reencontrado con su pasado y exigido con su presente, con diez tantos en 25 choques, más que nadie de sus compañeros, mientras su técnico, Diego Simeone, pide "más contundencia".

No sólo nadie ha anotado más goles que él en esta campaña dentro de su equipo, sino que casi nadie ni siquiera se acerca a la mitad de sus cifras. Sólo Ángel Correa, con 5 goles en 25 choques y un elemento esencial en siete de los últimos nueve goles de su equipo, bien como goleador (4) o bien como asistente (3). Ni Diego Costa (2 goles en 15 partidos) ni Joao Félix (4 goles en 24 encuentros).

Ninguno de estos dos últimos está disponible para el derbi. El atacante hispano-brasileño se perderá su decimotercer partido seguido a causa de la operación de la hernia discal cervical de la que fue operado el pasado 23 de noviembre. Del día 10 de ese mes, en el triunfo por 3-1 ante el Espanyol, en el que disputó los últimos 16 minutos, data su partido más reciente. Y el futbolista portugués sufrió el pasado domingo una lesión muscular que le apartará del derbi contra el Real Madrid. Ambos formaron la pareja titular en ataque en el 0-0 del derbi de la primera vuelta.

Entonces no jugó por sanción Álvaro Morata, que acapara el 29 por ciento de los tantos de su equipo entre todas las competiciones del curso (10 de 34) y el 31 por ciento en la Liga: ha logrado siete de los 22 aciertos. Sin sus goles, por ejemplo, el Atlético no habría ganado al Barcelona en la Supercopa, al Leverkusen en la Liga de Campeones y al Betis y al Getafe en la Liga o no habría empatado en Sevilla (1-1) o en Vitoria (1-1), aunque también es cierto que en este último tuvo el triunfo en sus botas delante del portero o que en la visita a Leverkusen dispuso del empate (2-1).

Los 22 goles en 21 jornadas son unos registros colectivos muy bajos para las aspiraciones del Atlético. Sólo el Eibar (20), el Valladolid (17), el Celta (17), el Espanyol (17) y el Leganés (16) han marcado menos dianas en este curso en LaLiga Santander. Son cinco de los seis últimos de la actual clasificación del torneo. El Atlético va mucho más arriba. Es quinto. Pero por una cuestión de rendimiento defensivo, con nada más 14 goles en contra, el mejor registro en ese sentido de esta Liga, sólo superado por el Real Madrid, su rival este sábado en el estadio Santiago Bernabéu.

"Me ocupa más que nada la precisión de cara al gol. Es lo que termina siempre reflejando los momentos de los equipos. Si hubiésemos convertido la cantidad de situaciones que hemos generado, está claro que serían unos partidos mucho más simples de resolver. A partir de no convertir, tienes que tener una seguridad absoluta defensiva que tampoco la hemos tenido y ahí genera la derrota", resumió el pasado sábado, en la víspera de igualar a cero contra el Leganés, acerca de la irregularidad de la temporada.

"Tenemos que ser más contundentes", ha repetido a lo largo de toda la campaña el preparador argentino, que ha insistido en el fichaje de Edinson Cavani, cuya llegada ya está descartada en enero, pero también en junio, y que ya perfila su ataque para el Santiago Bernabéu con Víctor Machín, 'Vitolo', como compañero de Morata, con la alternativa también de Ángel Correa, aunque el argentino apunta de momento más a la banda derecha que a la delantera en el derbi, según las últimas pruebas del técnico.

Morata-Vitolo no es una fórmula nueva en la delantera titular. La empleó de inicio a finales de noviembre, con Diego Costa y Joao Félix también de baja entonces, en el empate a uno en Granada y en la derrota por 1-0 contra el Juventus en la Liga de Campeones, dos de los encuentros que Diego Simeone señaló como impulsores de una reacción que hoy por hoy anhela.

Tampoco ha sido muy habitual el ataque Correa-Morata. En dos ocasiones lo ha utilizado desde el principio de un choque Simeone en esta campaña, en el 1-1 contra el Sevilla en el Sánchez Pizjuán, aunque cuando el Atlético jugó mejor y marcó ya estaba el argentino en la banda derecha, y en el 2-0 al Athletic Club en el estadio Wanda Metropolitano, con la conexión entre ambos para el segundo gol.

Enfrente, ahora, estará el Real Madrid, el club con el que despuntó en la elite Morata, y el Santiago Bernabéu. Ahí marcó catorce de sus 31 goles con el conjunto blanco y ahí también eliminó de la Liga de Campeones, cuando él jugaba en el Juventus, al equipo local, con el gol definitivo de la eliminatoria a la hora de juego. Ahora lo visita con el Atlético y con la presión del gol.

Iñaki Dufour

(c) Agencia EFE

Qué leer a continuación