La preocupación de Cristiano Ronaldo: el mal momento de la madre del crack

LA NACION
lanacion.com

Fuera de la cancha, no son buenas las noticias para Cristiano Ronaldo: Dolores Aveiro está internada en el Hospital Doctor Nelio de Mendonça de Funchal (Portugal) tras sufrir un ACV (Accidente Cerebro Vascular) esta pasada madrugada.

La madre del crack portugués, de 65 años, según apuntan medios locales, se encuentra estable y consciente. Hasta que no pasen las 12 horas de rigor los médicos no podrán determinar su estado y determinar posibles secuelas.

Dolores Aveiro había sido noticia a principios de febrero por unas declaraciones para una televisión portuguesa en las que reveló el delicado momento de salud por el que estaba pasando. Según apuntan medios locales, se le realizó una trombectomía mecánica de alta complejidad.

"Me operaron del otro pecho en Madrid, he hecho radioterapia y ahora estoy luchando por la vida", aseguró. Tras esta confesión, la portuguesa no quiso dar más detalles y aseguró que "nadie sabe nada sobre la segunda operación".

Dolores, muy activa a través de las redes sociales, se mostró tranquila y optimista para con sus seguidores. Recientemente, viajó a Turín para celebrar el aniversario del delantero de la Juventus junto a sus dos hijas Katia y Elma.

Ante la suspensión del Juventus-Inter del fin de semana en prevención por el Coronavirus (el encuentro fue trasladado al 9 de marzo a las 16.45, hora argentina), el delantero de Juventus y la selección portuguesa asistió al palco de honor del estadio Santiago Bernabéu para vivir el clásico entre Real Madrid y Barcelona.

Su próxima participación será para la Vecchia Signora y ante Milan, por la semifinal de vuelta de la Copa Italia. Y más allá de su alegría por la victoria de su exequipo en la Liga de España, lógicamente, el astro sigue minuto a minuto el estado de salud de su madre.

Boa sorte para a nossa seleção. FORÇA PORTUGAL[R][R][R][R]

A post shared by Maria Dolores (@doloresaveiroofficial) on Nov 17, 2019 at 1:56am PST

Qué leer a continuación