Gran Premio Nacional: Miriñaque se quedó con la última carrera de la Triple Corona

Carlos Delfino
lanacion.com

Miriñaque y Francisco Gonçalves volvieron a ser las estrellas en Palermo

En Palermo,Miriñaque se adjudicó el Gran Premio Nacional (G1), la tercera gema de la Triple Corona argentina, que previamente tuvo como vencedores al propio tordillo en la Polla de Potrillos, en la misma pista de arena porteña, y a Roman Joy en el Jockey Club, en el césped de San Isidro. Sin un ganador idéntico en los tres eslabones, la hazaña sigue mostrándose inalcanzable desde 1996, cuando Refinado Tom obtuvo las tres carreras y la conquistó.

No obstante, un lugar glorioso en la historia la cabe al caballo preparado por María Cristina Muñoz, que dominó en la parte final y en el disco puso un cuerpo y medio de ventaja sobre Tetaze, en los 2500 metros más célebres de los hipódromos argentinos. La prueba selectiva por excelencia de nuestra hípica le significó al vencedor su cuarto triunfo en siete presentaciones.

El GP Nacional

Para Francisco Goncalves, el jockey de Miriñaque, fue su primera conquista en el Derby argentino, pero en su tierra el brasileño ya había ganado dos veces esta instancia antes de radicarse en la Argentina en 2013.

Una hora antes, en los 1600 metros del Gran Premio Palermo (G1), Pinball Wizard se quedó con el duelo entre el único potrillo que fue inscripto, el acelerado puntero Don Empeño, y los ejemplares adultos. La cuarta y mejor victoria del defensor de la caballeriza Don Teodoro fue construida de atropellada, en una estocada perfecta cuando Bekir reaccionaba por adentro para llegar segundo a medio cuerpo, con Top One Scape en el tercer puesto, a la cabeza del anterior. Wilson Moreyra tuvo la medida perfecta en la montura del zaino que prepara Jorge Mayansky Neer, un binomio que cosecha éxitos de Grupo 1 haciendo habitual lo extraordinario.

El Gran Premio Palermo

Para Moreyra, la jornada incluiría otra pieza de colección, en el Gran Premio Maipú (1000 metros), con Art Show. El caballo que tiene por costumbre salir lento de la gatera estuvo más rápido que nunca para la definición y pasó de largo, hasta acumular una diferencia de dos cuerpos y medio en el disco sobre Springdom, su escolta. Fue el triplete clásico de Wilson y el doblete de Grupo 1

El Gran Premio Maipú

Qué leer a continuación