Premier League: Vardy comanda victoria del Leicester sobre Tottenham

Tony Evans
·3  min de lectura
Jamie Vardy celebra el segundo gol del Leicester (PA)
Jamie Vardy celebra el segundo gol del Leicester (PA)

Leicester City subió al segundo lugar en la Premier League con una impresionante victoria por 2-0 sobre Tottenham Hotspur en White Hart Lane. Jamie Vardy le dio al equipo de Brendan Rodgers la ventaja con un penalti en el tiempo de descuento de la primera mitad después de que Serge Aurier empujara innecesariamente a Wesley Fofana en la esquina del área. Vardy jugó un papel importante en el segundo gol, lo que obligó a Toby Alderweireld a meter el balón en su propia red después de 59 minutos.

El equipo de José Mourinho fue pobre. No pudieron desarrollar ningún ritmo y la táctica del equipo dirigido por el portugués fue más adecuada para el cuadro visitante. Un estadio repleto podría haber impulsado a los Spurs a entrar en acción, pero su actuación estuvo tan vacía como las gradas.

Rodgers y Mourinho tienen una relación complicada. El técnico del Leicester trabajó con el portugués de 57 años en el Chelsea, se dice que consiguió el puesto en el Liverpool utilizando el expediente de ‘Mou’ y luego el equipo de su mentor le negó una posible victoria en Anfield en 2014. En esta ocasión, Rodgers superó a los Spurs y avergonzó a su antiguo jefe.

Leicester comenzó a aumentar la presión después de un comienzo lento de ambos equipos. Los Spurs estaban felices de brindarle el balón a los ‘Foxes’, pero hubo pocas ocasiones de peligro. El primero cuarto del partido sucedió sin oportunidades reales.

Los locales reaccionaron por conducto de Kane quien disparó una falta de tiro libre y forzó una parada relativamente sencilla de Schmeichel.

A medida que se acercaba el descanso, hubo un frenesí de actividad. Aurier encontró a Kane por la derecha y el centro del capitán fue enviado por Son a Lo Celso, cuyo disparo fue desviado a córner. Tras esa jugada a balón parado, Kane tuvo una inmejorable oportunidad de inaugurar el marcador, pero falló de cara al marco.

Tras 45 minutos de tibio futbol, los Spurs cometieron un error crítico. Aurier cargó por la espalda a Fofana cerca de los linderos del área propiciando a los ‘Foxes’ una pena máxima que fue aprovechada por Jamie Vardy.

Mourinho necesitaba cambiar las cosas en el descanso. Gareth Bale reemplazó a Tanguy Ndombele para el reinicio, pero Leicester mantuvo el ímpetu. El disparo de Maddison lo detuvo Hugo Lloris en el primer palo y en segundos el jugador de 24 años tuvo un gol anulado por fuera de juego por el VAR en la más ajustada de las decisiones. Lo Celso salió cojeando con una lesión en el tendón de la corva y Lucas Moura se unió a la acción y ahora fue el turno de Leicester de sentarse y buscar el contraataque.

Bale aportó poco. Lanzó un remate de cabeza en la línea lateral que le rompió el moño y se estaba arreglando el cabello cuando se realizó el lanzamiento. Al Tottenham le faltó cohesión. Leicester estaba listo para aprovechar.

El equipo visitante duplicó su ventaja después de que Wilfred Ndidi ganara el balón en el centro del campo y conectara con Marc Albrighton, cuyo centro encontró a Vardy. El cabezazo del delantero fue desviado por Alderweireld y el Leicester encontró la ventaja que merecía.

Los Spurs se vieron reducidos a apelar por un penalti cuando Moura lanzó el balón contra el cuerpo de Fofana, pero el equipo local nunca pareció sacar nada del partido. Mourinho se ha equivocado mucho. Leicester fue impresionante.

Relacionados

Liverpool aniquila al Crystal Palace: nada más 7-0 como visitante

Rashford y Martial se combinan para hundir al Sheffield United

Clubes rechazan que se permitan cinco suplentes esta temporada