Premier League: otro buen partido de Emiliano Martínez, que lleva más de 400 minutos sin recibir goles

LA NACION
·3  min de lectura

Emiliano Martínez, el marplatense arquero de Aston Villa, lleva casi un mes sin que le hagan un gol. El último que pudo vencerlo fue Jarrod Bowen, de West Ham, el pasado 30 de noviembre. Desde entonces, el argentino lleva 406 minutos sin que le conviertan. Su seguridad es uno de los puntales en los que se asienta la gran campaña de su equipo que marcha sexto en la Premier League con dos partidos menos tras vencer 3-0 a Crystal Palace.

Marcelo Bielsa sorteó un automóvil entre los empleados de Leeds como regalo de Navidad

Los hinchas de Arsenal, el club que compró a Dibu cuando apenas era un proyecto en Independiente hace más de una década, protestan por su salida. En septiembre, y luego de muy buenas actuaciones al final de la temporada pasada, cuando le tocó reemplazar al alemán Bernd Leno, arquero titular de los Gunners, Martínez habló con Mikel Arteta, entrenador de los londinenses. El argentino sentía que había llegado su momento.

El resumen de la goleada de Aston Villa

El vasco, sin embargo, decidió venderlo. Fueron cerca de 20 millones de dólares los que propiciaron su llegada a Aston Villa, y en Birmingham ya se ha transformado en uno de los mejores refuerzos de esta campaña: ningún otro arquero tiene más vallas invictas que Martínez, quien acumula ocho en 13 partidos. Y sólo el brasileño Ederson (Manchester City) recibió menos goles que el argentino: a Dibu le hicieron 13, mientras que al arquero del equipo de Guardiola le convirtieron 12.

Boxing Day: por qué se le llama así a la fecha que se viene de la Premier League

Contra Crystal Palace, Martínez mostró sus credenciales cuando el resto de sus compañeros se había quedado en la entrada en calor. Fue la primera pelota del partido, y Wilfred Zaha, el mejor de los londinenses, quedó mano a mano con el arquero argentino. Por un instante, Dibu se transformó en un arquero de handball y cubrió el arco con todo su cuerpo. Por más talento que tenga el marfileño en sus botines, le fue imposible quebrar la resistencia del argentino. Esa jugada pareció condicionar al ataque del Palace, que desde ese momento jugó con el freno de mano puesto.

Después, Martínez tuvo una volada para la foto, varios centros al corazón del área, una pelota que casi se le mete en el segundo palo y terminó contra el travesaño. En todas las jugadas dio seguridad a sus compañeros. Fue una de las muchas razones que tuvo Aston Villa para que Crystal Palace no supiera cómo atacar pese a jugar todo el segundo tiempo con un hombre de más por la expulsión de Tyrone Mings. Bertrand Traore (en el primer tiempo), Kortney Hause y Anwar El-Ghazi sellaron el triunfo de los de Birmingham, que se hacen fuertes de atrás hacia adelante.

"Muchos piensan que es un paso atrás dejar Arsenal para venir a Aston Villa. Yo, en cambio, creo que es un paso hacia adelante en mi carrera", dijo Martínez en septiembre, cuando se anunció su pase a los de Birmingham y tras convertirse en el arquero argentino más caro de la historia. Los números le dan la razón: Arsenal se cae a pedazos y está más cerca de los puestos de descenso que de las copas europeas. Apenas lleva tres partidos con valla invicta. Y Martínez, con ocho partidos sin que le anoten, siente que cada día está más cerca de su sueño: ser el arquero titular del seleccionado argentino.