El preciado objeto con la imagen de Martín Palermo que Darío Benedetto lleva a todos lados

LA NACION
·2  min de lectura

El delantero del Olympique de Marsella, Darío "Pipa" Benedetto, publicó en sus redes sociales una foto que demuestra la admiración que tiene por el máximo goleador en la historia de Boca Juniors, Martín Palermo.

Se trata de un mate grabado con un dibujo del "Titán", a quien Benedetto señaló en más de una ocasión como su "ídolo". "Siempre lo voy a decir y siempre lo dije. Es con el que más me identifico por el puesto en el que juego", dijo el delantero surgido en Arsenal cada vez que fue consultado sobre sus referentes en el fútbol.

Incluso, el propio Palermo no dudó en señalar en su momento a Benedetto como el mejor nueve que tuvo Boca Juniors desde su retiro en 2011. Los números lo avalan: con 45 goles en 76 partidos, Darío es el delantero centro con mejor promedio de gol (0,59) en la era post-Palermo. En tanto, "El optimista del gol" cosechó 236 goles en 404 partidos (0,58 de promedio),

Como si fuera poco, en ocasión de las semifinales de la Copa Libertadores 2018, el delantero surgido en Arsenal vivió una situación muy parecida a la que su ídolo atravesó en 2000 cuando, después de seis meses de inactividad producto de una rotura de ligamentos, le dio la clasificación a su equipo con dos tantos que desequilibraron la serie en favor del equipo por entonces dirigido por Guillermo Barros Schelotto.

A partir de la similitud con el "muletazo" (NdeR: el simpático adjetivo que suele utilizarse para recordar el día que Boca eliminó a River con un tanto del convaleciente Palermo), el jugador de 30 años fue comparado con su ídolo, aunque él mismo se encargó de despegarse de la figura de Palermo: "Siempre es un placer que me comparen con mi ídolo, pero Palermo hay uno solo".

Cumpliendo un sueño

A mediados de 2019, Benedetto migró a Francia con el objetivo de disputar un campeonato que lo obsesionaba: la UEFA Champions League. La semana pasada, finalmente, Pipa pudo cumplir su sueño. Su equipo Olympique de Marsella cayó en el debut de la competencia por 1-0 ante Olympiakos y él, tuvo una clara chance de gol que no pudo concretar.

Este martes, el goleador tendrá su revancha con un rival de fuste, el Manchester City de "Pep" Guardiola, aunque arrancará el partido desde el banco de los suplentes.