Poveda y Mollejo, los cedidos ausentes

Agencia EFE
·3  min de lectura

Madrid, 29 dic (EFE).- Darío Poveda y Víctor Mollejo llegaron el pasado verano al Getafe cedidos por el Atlético de Madrid para acumular minutos y experiencia en un equipo dirigido por un hombre muy exigente como José Bordalás. El escaparate para dos jóvenes promesas rojiblancas era perfecto. Pero, por ahora, la idea no ha funcionado.

Por diversos motivos, tanto Poveda como Mollejo no cuentan para el técnico del Getafe. El primero aún ni ha debutado y el segundo suma apenas 71 minutos repartidos en cuatro encuentros (uno ante el Barcelona y el Sevilla en las jornadas 6 y 13, respectivamente, 45 frente al Villarreal en la 9 y 24 contra el Levante en la 12).

El entrenador del Getafe confía en un grupo concreto de jugadores y apenas ha dado oportunidades a los nuevos fichajes. Salvo el colombiano Juan Camilo "Cucho" Hernández, un fijo en sus alineaciones, y el turco Enes Ünal, que sale y entra del once, el resto están prácticamente inéditos.

Es el caso del croata Ante Palaversa y del malí Abdoulay Diaby, que se unen a Poveda y Mollejo como dos de los futbolistas de la plantilla del Getafe que menos han jugado esta temporada. Sin embargo, el enfrentamiento ante el Atlético es más especial para los dos cedidos por el conjunto rojiblanco, que seguramente no podrán mostrarse ante Diego Simeone sobre el césped del estadio Wanda Metropolitano.

De los dos, Poveda es el que sale peor parado. El delantero alicantino llegó al Getafe después de superar una rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha. Poveda se rompió después de debutar en Granada con el Atlético de Madrid en noviembre de 2019.

Ya recuperado, la competencia con la nómina de atacantes en los que confía Bordalás ha sido excesiva para el joven jugador de 23 años. Ángel Rodríguez, Jaime Mata, "Cucho" Hernández y Enes Ünal se alternan en las dos posiciones que Bordalás tiene reservadas para la zona de arriba. Tiene muy difícil entrar en una alineación de su entrenador y el futuro más inmediato para la perla rojiblanca no es halagüeño.

Mollejo, ahora lesionado y duda por un esguince en un tobillo, sí tiene más opciones de progreso. Aunque su posición la ocupa un jugador insustituible como Marc Cucurella, Bordalás parece confiar algo más en él que en Diaby, el otro posible recambio para el extremo del Getafe.

Cuando Bordalás ha tenido que sustituir al jugador formado en la cantera del Barcelona, Mollejo suele ser el elegido. Aún así, su presencia es testimonial. Cucurella lo juega casi todo y Mollejo apenas ha contado con 71 minutos, insuficientes para adquirir experiencia en Primera División.

En algún momento del verano, se especuló con la posible salida del francés Thomas Lemar del Atlético de Madrid, que habría abierto a Mollejo un hueco para colarse en la primera plantilla de Diego Simeone. Al final, Lemar se quedó y Mollejo inició su aventura en el Getafe después de un curso cedido en el Deportivo que culminó con 6 tantos en 38 partidos.

Esa continuidad no la ha tenido en el Getafe y, a sus 19 años, podría replantearse su situación a final de curso, cuando regrese a las filas del Atlético de Madrid sin la acumulación de experiencia necesaria para llamar a la puerta de Simeone.

Este domingo, el derbi que en la última década el Atlético gana con un global de 33-0, los goles que ha celebrado ante el Getafe y los que ha recibido, sin duda también estará marcado, salvo sorpresa, por la ausencia de los dos cedidos rojiblancos: Poveda y Mollejo.

(c) Agencia EFE