El Porsche de la temporada "olvidada" de Maradona está a la venta

Clement Rossignol
·2  min de lectura
Un Porsche 911 Carrera 2 Type 964 'Works Turbo Look' Cabriolet perteneciente al fallecido astro del fútbol Diego Maradona cuando estaba en el FC Sevilla se exhibe en un almacén en Vichte antes de ser subastado por la casa de subastas Bonhams, Bélgica,

Por Clement Rossignol

VICHTE, 2 mar (Reuters) - Un automóvil Porsche propiedad del fallecido futbolista argentino Diego Armando Maradona durante su "olvidada" última temporada en Europa será subastado a partir de esta semana.

Maradona condujo el Porsche 911 plateado de 1992 para ir a entrenar y jugar partidos en su paso por el Sevilla en la temporada 1992-93, la última en Europa, después de cumplir una suspensión de 15 meses por dar positivo en una prueba de drogas.

"Se le entregó nuevo a 'El Diego', Diego Armando Maradona, y debido a esta procedencia, este automóvil probablemente podría valer el doble o tres veces el precio de un coche estándar", dijo a Reuters en una bodega en Bélgica Gregory Tuytens, especialista en automóviles de la casa de subastas Bonhams.

La subasta en línea durará desde el miércoles hasta el 10 de marzo. El precio estimado es de 200.000 euros (240.800 dólares), pero Tuytens dijo que Bonhams cree que podría costar mucho más.

"Definitivamente atraerá no sólo a los coleccionistas de autos, sino también a los fanáticos del fútbol y simplemente a las personas que amaban a la persona, al dios del fútbol Maradona", dijo.

Maradona fue tan protagonista fuera como dentro de las canchas durante esa temporada, incluso cuando la policía lo detuvo por saltarse una luz roja y acelerar a 180 kilómetros por hora en el centro de la capital andaluza, dijo Tuytens.

El coche pasó 20 años con otro propietario en la isla española de Mallorca antes de pasar por las manos de varios coleccionistas franceses. El automóvil llega a subasta con unos 120.000 kilómetros en el tablero.

Maradona falleció en noviembre y fue honrado con un duelo nacional en el que miles de personas acudieron a presentar sus últimos respetos.

(Reporte de Clement Rossignol; escrito por Philip Blenkinsop; editado por Benjamín Mejías Valencia)