Por qué sí que hay que informar del temporal de nieve como se está haciendo. Y por qué no es una exageración.

Carme Chaparro
·2  min de lectura

Porque es el temporal más intenso de los últimos 50 años.

Porque hay millones de personas atrapadas en sus casas.

Millones.

Porque, en plena pandemia, no se puede llegar a los hospitales de todo el centro de la península, y se ha interrumpido una parte importante del servicio de vacunación. El que se ha podido producir se ha logrado en condiciones extremas.

Porque el personal sanitario también está atrapado en los hospitales y la mayoría de compañeros que entraban a trabajar y tomarles el relevo en las últimas veinticuatro horas no han podido hacerlo. Médicos e enfermería llevan 48 horas al pie del cañón.

Porque unas quinientas carreteras de todo el país han sufrido cortes, entre ellas, impracticables durante más de veinticuatro horas algunas de las carreteras y autovías más transitadas de España.

Porque varios miles de personas, varios miles, han pasado la noche en sus coches, tirados en las carreteras, en pleno Madrid. Unos ciento cincuenta siguen atrapados en el momento en el que escribo estas líneas, veinticuatro horas después. Además, se han quedado atrapados en sus coches unos trescientos conductores en Castellón.

Porque hay miles de camiones atrapados en las carreteras del centro y el este del país.

Porque miles de comercios no han podido abrir sus puertas.

Porque se ha interrumpido el transporte público en Madrid, así como la circulación de trenes, incluídos los AVE, entre la capital y el Mediterráneo.

Porque se ha cerrado el aeropuerto con más tráfico aéreo de España, el de Barajas, y cientos de pasajeros, atrapados, han tenido que dormir en el suelo de la terminal.

Porque millones de alumnos no podrán ir a clase, como mínimo, hasta el miércoles.

Porque la ciudad más habitada de España, y todas sus localidades limítrofes -más de seis millones de habitantes- están colapsadas por la nieve.

Porque parte de los árboles y la iluminación de Navidad no ha resistido el empuje de la nieve y ha caído sobre las calles.

Árboles derribados sobre las calles de Madrid.
Árboles derribados sobre las calles de Madrid.

Porque el temporal que estamos viviendo ha batido muchos récords, y no hay registrada una nevada así desde hace medio siglo.

Porque han muerto cuatro personas.

Porque esto no ha hecho más que empezar. Tras la nieve vendrán las heladas, con temperaturas que también van a batir récords, incluso puede que no se haya registrado una temperatura tan baja nunca en nuestro país. Nunca.

¿Aún creéis que es exagerado dedicarle prácticamente todo el espacio informativo a este temporal?