La interrupción del mensaje de Trump en TV, algo imposible que pase en México con AMLO

Enrique Pérez Quintana
·4  min de lectura
WASHINGTON, D.C., Nov. 5, 2020 -- Photo taken in Arlington, Virginia, the United States, on Nov. 5, 2020 shows the live stream of U.S. President and Republican presidential nominee Donald Trump attending a press conference at the White House in Washington, D.C., the United States.   U.S. President and Republican presidential nominee Donald Trump said on Thursday he expects "a lot of litigation" over the 2020 election. (Photo by Liu Jie/Xinhua via Getty) (Xinhua/Liu Jie via Getty Images)
Foto: (Xinhua/Liu Jie via Getty Images

Con motivo del proceso electoral que se lleva a cabo en los Estados Unidos, el presidente Donald Trump convocó a una conferencia de prensa. Afirmó que ganó las elecciones, señaló que está en proceso un fraude, donde considera que no le favorecen las tendencias. Al respecto dijo: “Si contamos el voto legal, yo gano… si se cuentan los ilegales, se ve que están intentando robarse la elección”.

El presidente Trump, hizo un llamado a sus simpatizantes, cuando dijo: “no podemos tolerar que nos roben la elección… no podemos permitir que eso ocurra… no permitiremos esa desgracia al país”.

Cuando esto sucedía en la Casa Blanca, algunas cadenas de televisión de los Estados Unidos como MSNBC, NBC News y ABC News cortaron el mensaje en vivo del presidente Donald Trump, por considerar que hacía afirmaciones sin presentar pruebas, sobre la intención de los demócratas, de “robar” la elección.

Antes, Twitter y Facebook censuraron y etiquetaron como falsos algunos de los mensajes del presidente Trump y sus aliados.

No había sucedido que las televisoras cortaran la transmisión del mensaje de un presidente de los Estados Unidos. Es la primera ocasión que sucede, en un contexto de tensión política debido a que el resultado electoral aún no se ha definido.

La interrupción del discurso presidencial en Estados Unidos generó, en México, una polémica en redes sociales cuando se cuestionó qué pasaría si fueran interrumpidas las conferencias de prensa mañaneras del presidente López Obrador, donde, según sus críticos, dice mentiras, insulta, ataca a la prensa, a los empresarios, a sus adversarios llamándolos “conservadores”, “neoliberales”, “corruptos” y demás.

El debate en redes sociales cuestionó la utilidad de las conferencias de prensa mañaneras del presidente López Obrador.

El exsenador del PAN Javier Lozano, consideró correcta la interrupción a Trump y pidió a los medios de comunicación de México hacer lo mismo con las "infames mañaneras" y el "derroche de mentiras" del presidente López Obrador.

La actriz Laura Zapata señaló que en México no ocurre algo parecido porque los medios son "cómplices y difunden las mentiras de las mañaneras".

A través de sus redes sociales, el periodista Carlos Loret de Mola comentó: “Si la televisión cortara al presidente de México cada que dijera una mentira, la mañanera duraría menos que la sección del clima”.

Algunos de los que se manifestaron en contra de la interrupción al presidente Trump dijeron:

El diputado del PT, Fernando Balaunzarán, dijo en su cuenta de Twitter: "Vomito a Trump, pero pienso que cortar la transmisión fue un acto de censura en contra del derecho a la información"

El diputado del PT, Gerardo Fernández Noroña, consideró como censura y una afrenta a la investidura presidencial el hecho de cortar la transmisión del discurso de Trump.

La Secretaria General de Morena, Citlalli Hernández, criticó a quienes señalan censura en el "diálogo circular" del presidente López Obrador en las mañaneras. Le pareció "Increíble", la interrupción a Donald Trump.

Es un hecho que las conferencias de prensa del presidente López Obrado son para los medios una fuente de noticias que debe ser atendida. Es la cúspide del poder. La polémica sobre su estilo de gobernar por medio de las mañaneras no significa que en México pudiera suceder un hecho semejante al de las cadenas de Estados Unidos de cortar la difusión del discurso presidencial.

El Estado, en México, ejerce sobre los medios diversos mecanismos de control que los hacen dependientes del “capricho” del poder. En el caso de los medios electrónicos, radio y televisión, son dependientes de las concesiones y permisos que periódicamente les otorga el Estado, a través del gobierno, por lo que cualquier confrontación con el poder pondría en riesgo su existencia.

Muchos de los medios, incluyendo la prensa escrita, son dependientes de los ingresos que reciben de parte del gobierno por la compra de espacios y tiempos de difusión.

La libertad de expresión y el derecho a la información están garantizados por la Constitución Mexicana. No significa el libre acceso de los ciudadanos a los medios, ni la abrumadora presencia ideológica del gobierno con sus contenidos, ni mucho menos que no exista la censura desde el poder o peor, la autocensura desde la “administración” de cada medio.

Algunos, tal vez los menos, cuestionan a los gobernantes y lo hacen por tener ingresos que no se originan en el gobierno, lo que no implica la ausencia de riesgos y represalias que se ejercen desde el poder, desde auditorias fiscales, laborales, cobro de servicios de luz, agua y demás, hasta amenazas, atentados y asesinatos. Por algo México es un país peligroso para el ejercicio del periodismo.

También debes ver:

Florida sucumbe ante el discurso anticomunista

Sanders lo alertó: las declaraciones en las que dijo qué iba a pasar en las elecciones de Estados Unidos

La vergüenza de EEUU: por menos invadían países

EN VIDEO: ¿Trump o Biden? La reñida carrera para llegar a la Casa Blanca