¿Por qué la Selección de México no sale de la eterna mediocridad?

Yahoo Deportes
México fue humillado por Argentina que exhibió sus carencias futbolísticas. / Foto: AP
México fue humillado por Argentina que exhibió sus carencias futbolísticas. / Foto: AP

Argentina con su equipo B no solo goleó y humilló a México en un partido amistoso, también demostró que el Tri es una selección que está estancada y que no sale de la mediocridad.

Sí, México gana muchos partidos amistosos en Estados Unidos, alguno contra selecciones top, sí, es campeón del torneo que su región Concacaf, sí, tiene jugadores en clubes europeos, pero no da el brinco para ubicarse entre las mejores selecciones del mundo. Y no parece que exista un plan para lograrlo.

¿Por qué la Selección de México no sale de la mediocridad?

El Tri y Europa

Se suponía que cuando los jugadores mexicanos dejaran la Liga MX y migraran al futbol europeo, la Selección de México se convertiría en una potencia mundial.

Y es que en los años noventa los jugadores de la Selección de México solo jugaban en la liga mexicana y no tenían ese fogueo internacional.

Y ocurrió con varios jugadores que se fueron a Europa: primero Rafael Márquez, después Andrés Guardado, la generación dorada que ganó el Mundial Sub 17 en 2005 (Carlos Vela, Giovani Dos Santos, Héctor Moreno), más Javier Hernández (quien estuvo en esa selección que fue separado antes de iniciar el torneo), Guillermo Ochoa, Miguel Layún, Raúl Jiménez e Hirving Lozano, entre otros.

Pero los años pasaron y México quedó en la misma instancia en el Mundial: octavos de final.

El Tri tiene los últimos seis mundiales sin avanzar de esa ronda y no se perfila un trabajo sostenido para avanzar de ahí en Qatar 2022.

De hecho, desde 1992 que se creó la Clasificación Mundial de la FIFA, México se ha ubicado en la posición 15 en promedio.

Una selección sin exigencia y muchos amistosos

Si por jugar amistosos se tratara, México podría ser campeón del mundo.

El Tri tiene un contrato con la empresa Soccer United Marketing (SUM) que establece que debe jugar seis partidos al año en Estados Unidos.

Normalmente el Tri juega ante selecciones sudamericanas, europeas de segundo nivel, alguna asiática o africana.

LEER: ¿México debe rogarle a Carlos Vela para que regrese a la Selección?

Inclusive, Guillermo Ochoa criticó los partidos amistosos, pero sus palabras no tuvieron eco entre los directivos mexicanos.

“Sabemos que estos son arreglos que tiene la Federación con SUM. Son acuerdos comerciales de jugar en estadios que no son de futbol, que son sintéticos, que son parchados”, declaró Ochoa en junio pasado. “Es un tema que se tiene que corregir, que ojalá se piense más en el futbolista y no en lo comercial, los más dañados son los aficionados y nosotros como jugadores”.

México ya no juega la Copa América por diferencias con la Conmebol, la confederación que organiza el torneo. Éste es un torneo que le permitía competir con Brasil y Argentina, en partidos oficiales, y elevar su nivel.

Y ahora que desapareció la Copa Confederaciones tampoco disputará ese torneo.

El único torneo que le queda a México entre los mundiales es la Copa Oro, el cual ganó en 2019 para sumar su onceavo título ante selecciones que tampoco elevan su nivel.

Jugadores sin competencia

En la Selección de México hay jugadores que pueden ser llamados una y otra vez —sin importar su rendimiento en la cancha— porque no hay una competencia fuerte para ganarse un puesto.

Por ejemplo, en la portería: el titular es Guillermo Ochoa —quien ha jugado los dos últimos mundiales en 2018 y 2014, y fue suplente en 2010 y 2006—. Ni Jonathan Orozco ni Hugo González realmente le compiten el puesto.

O en la delantera. Ahí el puesto titular lo disputan Javier “Chicharito” Hernández y Raúl Jiménez. Pero después de ellos no hay otro atacante que realmente compita.

O en la defensa central, que fue humillada por Argentina. La opciones con las que cuenta el entrenador son Néstor Araujo, Carlos Salcedo, Diego Reyes, Héctor Moreno y Edson Álvarez. Solo cinco jugadores.

...Y sin castigos

Un día después de que México fuera humillado 0-4 por Argentina, la cuenta de Twitter @botinerasdelmu1 publicó fotografías y videos de Javier Hernández, Miguel Layún, Marco Fabían, Guillermo Ochoa y Héctor Moreno en un bar en Nueva York.

Layún reaccionó y reconoció en un video publicado en su cuenta de Twitter que los jugadores salieron de la concentración el sábado 7 de septiembre, pero negó que hubieran violado algún reglamento de la Selección de México.

No es la primera vez que los seleccionados realizan fiestas cuando están concentrados. Justo antes del Mundial de Rusia, la revista TV Notas publicó que el los jugadores del Tri realizaron una fiesta en la que se contrataron prostitutas. Los seleccionados reconocieron la fiesta, pero negaron haber pagado a sexoservidoras.

Los seleccionados están conscientes de que hagan lo que hagan mientras están concentrados, no recibirán ninguna sanción de los directivos de la Federación Mexicana de Futbol.

El negocio, primero

A los directivos de los clubes de la Liga MX y a los de la Federación Mexicana de Futbol parece no preocuparles mucho que México eleve su nivel.

México es quizás la única selección en el mundo que puede llenar estados en dos países distintos.

Si gana o pierde, si logra algo histórico en el Mundial o no, el Tri es capaz de llenar estadios en los dos países, sobre todo en Estados Unidos, con seguidores dispuesto a pagar boletos con costos superiores a los 50 dólares.

“México es la única selección que puede llenar un estadio de 70 mil u 80 mil aficionados en México y también en Estados Unidos”, reconoció el entrenador Juan Carlos Osorio en una entrevista con The Washington Post.

El Tri es quizás también la única selección que también vende los derechos de transmisión de sus partidos también en dos países. En 2017, Televisa y TV Azteca llegaron a un acuerdo con la Federación por ocho años que le puede generar al Tri más de 200 millones de dólares.

Además, el futbol es el deporte más popular en México, según la encuesta “La afición al futbol soccer en México 2019” de Consulta Mitofsky. Los seleccionados Javier Hernández, Hirving Lozano, Guillermo Ochoa, Carlos Vela y Andrés Guardado, son los más populares, revela el mismo estudio.

Si México llena estadios sin importar lo que pase en la cancha, si el futbol es popular, si los seleccionados son los deportistas preferidos, ¿cuál es la presión por mejorar?

Pase lo que pase, la base de fanáticos los apoya. Y en el Tri, en la comodidad de la mediocridad, lo saben.


Qué leer a continuación