Polo. Ser campeón a los 13 en Palermo, sus ídolos y cómo le va en el colegio

Alejandro Panfil
·7  min de lectura
Lorenzo Chavanne, el campeón de 13 años: "No me importa ser el campeón más joven, me importa jugar bien"
LANACION/Rodrigo Nespolo

A tan corta edad, muestra su potencial como polista y se expresa como un veterano de mil batallas. Tiene una claridad que asombra y, por sobre todo, tiene bien fijadas sus prioridades. Lorenzo Chavanne es el nuevo niño prodigio y flamante campeón con Cuatro Vientos de la Copa República Argentina tras vencer 12-9 a La Aguada en la cancha 1 del Campo Argentino de Polo, luego de recibir cinco goles de ventaja por la diferencia de handicap entre los equipos. Eso, para él, es lo más importante. “Está buenísimo ganar con 13 años, pero yo prefiero jugar bien antes que ser el más joven en ganar la Copa Republica. A mi me importó ganarla, está buenísimo también el dato, pero no es lo más importante para mí”, aclaró a LA NACION, sin dejarse llevar por su edad y sí por el logro. Sin soslayar que Lorenzo aún tiene edad de disputar junto a otros chicos la tradicional Copa Los Potrillos, pilar del semillero del polo argentino.

Es que Lorenzo, con 13 años, 3 meses y 28 días, levantó este trofeo con casi la misma edad que lo hizo Camilo Jeta Castagnola (13 años, 3 meses y 13 días) con La Natividad en 2016, y esto parece dar cuenta del futuro que podría tener como jugador profesional. Es que el talento y la madurez que está mostrando, más la posibilidad de compartir equipo y ser guiado por su padre Santiago Chavanne, un ex 8 goles que disputó la Triple Corona con La Dolfina, El Metejón y Pilará, lo hicieron saltear algunas etapas, pero todo parece ir por carriles naturales, sin atarse a una obligación o un deber ser.

Lorenzo y Santiago Chavanne con la Copa República Argentina: inolvidable



Rodrigo Nespolo/La Nacion
LANACION/Rodrigo Nespolo


Lorenzo y Santiago Chavanne con la Copa República Argentina: inolvidable Rodrigo Nespolo/La Nacion (LANACION/Rodrigo Nespolo/)

¿Cómo vivió esta experiencia? Cuenta Lorenzo que al principio del certamen, donde sortearon la etapa clasificatoria en el Circuito Metropolitano, tuvo que adaptarse al nivel de exigencia, y que de hecho llegó a sentirse “un poco perdido dentro de la cancha”. Pero allí estaba Santiago, campeón de este certamen en 1996 jugando con La Martina, para aconsejarlo en todo momento. “Con papá nos llevamos muy bien. Por ahí me pega algún grito, pero todo bien. Me encanta jugar con mi papá, es tremendo para mí”.

Polo. La final imperdible: padres, hijos y hasta el presidente de la AAP

La exigencia fue máxima en las semifinales del torneo, cuando les tocó enfrentar a Sauveterre-Monterosso, equipo integrado por David Stirling, nueve veces campeón del Abierto de Palermo con La Dolfina y 10 handicap, más Ignacio Toccalino, de 8 goles, y Santiago Stirling, hermano menor de Pelón. Allí Lorenzo aprendió lo que es hacer valer una diferencia de seis goles y soportar la arremetida de los experimentados de la Triple Corona hasta la última campana, terminando 15-14. De todo, hasta de los momentos de mayor presión, pudo aprender: “Obviamente, cada chukker que juego me permite aprender más y más y me permite tener más experiencia dentro de la cancha”, cuenta Lorenzo, quien en la final en la cancha 1 de Palermo también debió soportar por momentos el asedio de jugadores de la talla de Eduardo Novillo Astrada (h.), back de La Aguada que jugó con su hijo Cruz y en la premiación dio uno de sus últimos discursos como presidente de la Asociación Argentina de Polo, y Alfredo Bigatti.


Lorenzo y su felicidad, en el saludo final con su papá, Santiago Chavanne





Rodrigo Nespolo/La Nacion
LANACION/Rodrigo Nespolo


Lorenzo y su felicidad, en el saludo final con su papá, Santiago Chavanne Rodrigo Nespolo/La Nacion (LANACION/Rodrigo Nespolo/)

“Se la recontra bancó en la final. La verdad que jugamos contra un equipo que tiene dos jugadorazos como Eduardo y Alfredo, y a Lorenzo lo podés contar como uno más dentro de la cancha”, opinó, orgulloso, su padre en el palenque de los campeones.

Padres e hijos protagonistas: Cruz y Eduardo Novillo Astrada (h.), en las puntas; Santiago y Lorenzo Chavanne, en el centro
LANACION/Rodrigo Nespolo


Padres e hijos protagonistas: Cruz y Eduardo Novillo Astrada (h.), en las puntas; Santiago y Lorenzo Chavanne, en el centro (LANACION/Rodrigo Nespolo/)

Dentro de una familia polera, este deporte es un tema recurrente. Por eso no hizo falta que Santiago le hablara de la importancia de jugar en la cancha 1 de Palermo, porque siente que hubiese sido contraproducente en semejante instancia. “No me habla mucho de la historia de Palermo para no ponerme nervioso, pero cuando miramos videos y partidos de la cancha uno se te pone la piel de gallina cómo grita la gente cada vez que alguien toca la bocha. Es tremendo y todavía no caí de haber ganado la Copa Republica acá con mi papá”.

Cuatro Vientos con el trofeo: Santiago Chavanne, Santiago Zubiaurre, Facundo Llosa y Lorenzo Chavanne
LANACION/Rodrigo Nespolo


Cuatro Vientos con el trofeo: Santiago Chavanne, Santiago Zubiaurre, Facundo Llosa y Lorenzo Chavanne (LANACION/Rodrigo Nespolo/)

Admirador de Pablo Mac Donough y Juan Martin Nero, los cracks que dejaron La Dolfina para jugar en Murus Sanctus, bromea con que su fuerte en el colegio es educación física: “Es que soy malísimo en todas las materias, un burro total, aunque tengo tiempo para mejorar”.

También, más allá de su evidente potencial, aseguró que todavía tiene tiempo para decidir si quiere ser polista profesional, pero que su área de trabajo estará vinculada a los caballos: “Yo soy chico todavía, pero la verdad es que me encantaría ser profesional. Obviamente me tengo que esforzar muchísimo para serlo. De todos modos, no creo que me dedique a algo que no esté relacionado al polo. Creo que haré lo que sea, pero seguro que estará relacionado con los caballos”.

En el cierre de la jornada en la que Coronel Suárez (cedió seis goles de ventaja) ganó la Copa Diario LA NACION tras vencer 14-11 a Ivi Maray-Black Hound y en la que Medialuna (comenzó 14-0 por el handicap) obtuvo la Copa Canadá luego de derrotar 19-13 a Arelauquen –Patagonia, Lorenzo valoró un titulo inesperado e inolvidable: “Arrancamos jugando la Copa República obviamente queriendo ganar, pero nunca pensando llegar a la final y ganarla por tres goles. La verdad que es impresionante”. Porque a los 13 años, el mayor de los tres hijos de Santiago Chavanne, siente que hay que disfrutar el presente y que para todo lo demás ya habrá tiempo.

Cambiaso: a 30 años del torneo que marcó su vida y cómo lo descubrieron

La Copa República Argentina se disputa desde 1929 y el primer vencedor fue el conjunto de Dorrego. La mayoría de los grandes campeones del alto handicap lo ha disputado e incluso ganado. Nombres como los de Juan Carlos y Alfredo Harriott, Francisco y Gastón Dorignac, Antonio, Alberto Pedro, Horacio Antonio, Bautista, Eduardo e Ignacio Heguy, Adolfo Cambiaso (h.), Bartolomé Castagnola, Pablo MacDonough y Pelón Stirling, entre otros. Si uno les pregunta sobre las competencias en nuestro país, luego de la Triple Corona, la Copa Cámara de Diputados y la Copa República son los preferidos. Pero para muchos jugadores, la Triple Corona resulta inaccesible, por nivel y organización. La Cámara de Diputados, casi lo mismo. La Copa República es como que está más al alcance, aunque no es sencilla: muchos de los participantes hacen enormes esfuerzos para estar presentes. Y también llevarse el orgullo de jugar en las canchas más importantes del país. En La Catedral del polo.

Las síntesis de las finales fueron las siguientes:

Copa República Argentina

Cuatro Vientos (C. Metropolitano): Lorenzo Chavanne 1 (1 gol), Facundo Llosa 6 (1) (Recibió una tarjeta amarilla), Santiago Zubiaurre 5 (2) y Santiago Chavanne 7 (3, uno de penal). Total: 19.

La Aguada (C. Metropolitano): Matías Machado 5 (4, uno de penal), Cruz Novillo Astrada 4 (2) (Recibió una tarjeta amarilla), Alfredo Bigatti 8 (3) y Eduardo Novillo Astrada (h) 7. Total: 24.

Cuatro Vientos: (5-0) 5-3, 8-5, 10-6, 11-7, 11-8 y 12-9.

Jueces: Matías Baibiene y Gastón Lucero. Árbitro: Gonzalo López Vargas.

Copa Diario LA NACIÓN

Coronel Suárez (C. Sudoeste): Marcos Harriott 4, José R. Araya 5, Santiago Araya (h) 6 y Diego Araya 7. Total: 22.

Ivi Maray - Black Hound (C. Centro Oeste): Manuel Serra 2, Lucas Boccolini 2, Sebastián Petracchi 4 e Ignacio Laprida 8. Total: 16.

Coronel Suárez: (0-6) 3-7, 6-7, 8-8, 10-9, 12-10 y 14-11.

Jueces: Rafael Silva y Hugo Iturraspe. Árbitro: Juan José Díaz Alberdi.

Copa Canadá

MediaLuna (C. Oeste): Francisco Rattagan 1, Joaquín Copello 2, Juan P. Arbelbide 3 y Segundo Copello 2. Total: 8.

Arelauquen P. C. - Patagonia Polo (C. Cordillera): Juan M. Gramajo 5, Francisco del Campo 5, Miguel del Carril (h) 6 y Lucas Torales 6. Total: 22.

MediaLuna: (14-0) 14-3, 16-7, 17-9, 18-10, 18-11 y 19-13.

Jueces: Gonzalo López Vargas y Juan José Araya. Árbitro: Juan José Díaz Alberdi.