Polo. Cómo sigue la evolución de Pedrito Heguy, “el guerrero”, según lo calificó el Ruso

Claudio Cerviño
·4  min de lectura
11 años, Pedro Heguy
captura de El Diario de La Pampa

Este viernes se cumplirán siete semanas del accidente sufrido por Pedrito Heguy, al caerse de un caballo durante un partido de polo que se disputaba en La Pampa, en el Club Chapaleufú. Desde el momento del hecho se sabía que el proceso de rehabilitación sería lento. Con 11 años, Pedro, uno de los cuatro hijos de Eduardo Ruso Heguy y de Paz Manau, fue atravesando por diferentes etapas en su recuperación, desde aquella primera internación en el hospital Molas, de Santa Rosa, donde se lo sometió a una intervención quirúrgica para descomprimir los hematomas cerebrales ocasionados por el golpe. Pedro permaneció dormido farmacológicamente durante varias semanas y trasladado a Buenos Aires al hospital Austral de Pilar, siempre acompañado por sus padres y luego también por sus hermanos. En todo momento, el Ruso agradeció las constantes muestras de apoyo y de afecto de la gente, que diariamente se suma a las cadenas de oración, normalmente a las 23 horas.

Recientemente, Pedrito fue trasladado del Austral al Fleni, de Escobar, para continuar con otra etapa de su rehabilitación. Comenzó a hablar, se paró, mostró fuerza en sus piernas, le mandó mensajes vía WhatsApp a su abuelo Alberto Pedro para que “vaya preparando sus fucking caballos” y sigue las indicaciones de los profesionales que lo asisten. Las señales que ha dado son, globalmente, positivas.

En las últimas horas, Eduardo Heguy dejó un mensaje en las redes sociales, contando sobre la evolución de Pedrito y agradeciendo nuevamente las muestras de cariño hacia la familia por parte de colegas, allegados y de personas a las que ni siquiera conocen, pero que se han sumado al incesante movimiento de apoyo para la recuperación de su hijo. En algunos de esos mensajes de gratitud se lo ha visto lógicamente emocionado.

“Estamos acá para contarles que hemos atravesado una nueva etapa en la recuperación de Pedro. Estamos acá, en el Fleni Escobar. Nos han tratado extraordinariamente bien en el Austral y eternamente agradecidos. Ahora estaremos unos días encerrados, haciendo una cuarentena por el tema del coronavirus, tenemos que estar aislados. Pero muy contentos de la evolución que Pedro va teniendo y muy agradecidos por los rezos, mensajes y la buena onda que nos van mandando. Sigan así, nosotros no vamos a bajar los brazos. Vamos a seguir acompañando a este guerrero, que viene peleándola y ganando esta batalla. Muchas gracias y un abrazo a todos”, manifestó Eduardo Heguy.

Cómo fueron el accidente y las primeras horas

Aquel viernes 5 de febrero, como sucede habitualmente en Intendente Alvear, a unos 180 kilómetros de Santa Rosa, se desarrollaba un mini torneo familiar entre los Heguy y allegados, con tres equipos. Se disputaba el segundo partido cuando de pronto Pedro Heguy se fue al piso sin poder desprenderse de los estribos para salir despedido y lejos del caballo, que es lo que busca en las rodadas. Su cabeza golpeó duramente contra el piso. Fue trasladado al hospital Reuman Enz, de la localidad pampeana. Y de ahí, al hospital Molas, en Santa Rosa, donde estuvo varias semanas internado y fue operado.

El Ruso Heguy contó las novedades sobre la evolución de Pedrito
El Ruso Heguy contó las novedades sobre la evolución de Pedrito


El Ruso Heguy contó las novedades sobre la evolución de Pedrito

El objetivo principal era evitar que subiera la presión cerebral y otras complicaciones. Estabilizado, y mientras las cadenas de oración se propagaban, Pedro fue dando pequeñas muestras de evolución. Once días después de la caída, el Ruso decía: “La presión intercraneal (PIC) está clavada en 4, en 5, lo cual es extraordinario. Hoy, cuando le hicieron el encefalograma de rutina, quiso medio como despertarse. De todas maneras, le mantienen la sedación, los médicos quieren que por ahora siga dormido. Las funciones renales están muy bien, algo importante para eliminar las medicinas”.

Pedrito Heguy
Pedrito Heguy


Los mensajes de apoyo para Pedrito Heguy

Numerosos mensajes le fueron llegando a Pedro través de las redes sociales, incluidos jugadores del alto hándicap que en ese momento estaban (y están) jugando en los Estados Unidos, como Juan Martín Nero, Facundo y Gonzalito Pieres, Facundo Sola, Guillermo Caset y Camilo y Bartolomé Castagnola, Pablo Mac Donough y Adolfito Cambiaso.

Eduardo “El Ruso” Heguy, padre de Pedro, fue cuádruple campeón del Abierto de Palermo con Indios Chapaleufú II, junto con sus hermanos Alberto (h.) e Ignacio, y ostenta el récord de participaciones en el certamen (31), junto con Pepe. Son hijos de Alberto Pedro Heguy, 17 veces campeón de Palermo e integrante del inolvidable equipo de Coronel Suárez que compartió con su hermano Horacio Antonio y con Juan Carlos y Alfredo Harriott.

El Ruso Heguy, uno de los emblemas polísticos de la familia y papá de Pedro.
El Ruso Heguy, uno de los emblemas polísticos de la familia y papá de Pedro.


El Ruso Heguy, uno de los emblemas polísticos de la familia y papá de Pedro.

En los últimos tiempos, Eduardo Heguy fue coach de Las Monjitas y de RS Murus Sanctus, ambos conjuntos de la Triple Corona.