Polo. "Hay que esperar que siga así": la evolución del hijo del Ruso Heguy, luego del grave accidente sufrido tras caerse de un caballo en La Pampa

Claudio Cerviño
·4  min de lectura

La noticia impactó en el ambiente polístico y deportivo en general y entre viernes y sábado comenzaron las cadenas de oración y los mensajes de apoyo para una de las familias más emblemáticas de este deporte: la de los Heguy. El accidente sufrido por Pedro, de 11, hijo de Eduardo y nieto de Alberto Pedro Heguy, al caerse de un caballo durante un partido en La Pampa, provocó preocupación, angustia, pero también motorizó una fuerte corriente de energía.

Internado en el hospital Molas, de Santa Rosa, en coma farmacológico, en estado delicado y en terapia intensiva, Pedro Heguy pasó una buena noche luego de la intervención quirúrgica a la que fue sometido en la madrugada del sábado para descomprimir hematomas provocados por el golpe. El impacto fue tal que le provocó una doble fractura en la base del cráneo. "La presión cerebral bajó a 11, lo que es lo normal y muy bueno, sin ninguna complicación. Lo que no significa que ya esté fuera de peligro. La evolución es buena y hay que esperar que siga así. La atención de los médicos aquí es extraordinaria y como el tema viene para largo, la idea es tenerlo establilizado unos días para luego llevarlo al Austral, en Buenos Aires, con la finalidad de continuar con el proceso. Lo importante es que Pedro sigue evolucionando y hay que esperar que no tenga ninguna complicación", dijo el Ruso Heguy desde Santa Rosa sobre lo acontecido en las últimas horas.

Ayer al mediodía, trascendió la posibilidad de que Pedro fuera sometido a una segunda operación en virtud de que tenía la presión muy alta, pero tras realizarle nuevos estudios se comprobó que la presión había disminuido, por lo que se descartó la intervención. Por la noche, llegó el doctor Roberto de Rosas, un especialista que trabaja en el Hospital Austral, ya que por el momento Pedro no puede ser trasladado desde Santa Rosa por precaución. El médico quedó muy satisfecho con la operación a la que fue sometido Pedro y el traslado a Buenos Aires se haría, en principio, el martes próximo si el cuadro se mantiene estable.

Respecto del accidente en sí, el viernes, como sucede habitualmente en Intendente Alvear (a unos 180 kilómetros de Santa Rosa), se desarrollaba un mini torneo familiar de polo entre los Heguy y allegados, con tres equipos. Se disputaba el segundo partido en el Club Chapaleufú cuando de pronto Pedro Heguy se fue al piso sin poder desprenderse de los estribos para salir despedido y lejos del caballo, que es lo que se busca en las rodadas. Su cabeza golpeó duramente contra el piso. Fue trasladado al hospital Reuman Enz, de la localidad pampeana. Y de ahí, al hospital Molas, en Santa Rosa, donde permanece internado.

La noticia del accidente se expandió rápidamente en el ambiente polístico y enseguida empezaron a llegar los mensajes de apoyo al Ruso Heguy y a su mujer, Paz Manau, así como al resto de la familia: Alberto Pedro y su esposa, Silvia Molinari, y los hermanos del Ruso (Pepe, Nachi y Tomás). Y se armaron cadenas de oración desde las redes sociales: "Necesitamos todas las oraciones posibles por Pedro Heguy, que hoy tuvo un fuerte accidente jugando al polo. Metamos mucho rezo por favor, y fuerza a los Heguy". Las muestras de apoyo se multiplicaron, entre amigos, familiares y muchos de los jugadores de alto handicap, entre ellos, Juan Martín Nero, Facundo y Gonzalito Pieres, Facundo Sola, Guillermo Caset y Camilo y Bartolomé Castagnola.

Los veranos en La Pampa son un clásico en la familia Heguy y hace casi dos semanas, en el campo Anay Rucá, que perteneció a Don Antonio Heguy (bisuabuelo de Pedrito), Alberto Pedro Heguy, una de las glorias del polo y del deporte argentino, celebró sus 80 años con la mayoría de la familia, con sus cuatro hijos (Ruso, Pepe, Nachi y Tomás) y 11 de sus 13 nietos, entre ellos Pedrito. Alberto Pedro, se recuerda, fue campeón 17 veces del Argentino Abierto, el torneo más importante del mundo de este deporte, e integrante del mítico equipo de Coronel Suárez junto con su hermano Horacio Antonio y con Juancarlitos y Alfredo Harriott.

Eduardo "El Ruso" Heguy, padre de Pedro, fue cuádruple campeón del Abierto de Palermo con Indios Chapaleufú II, junto con sus hermanos Alberto (h.) e Ignacio, y ostenta el récord de participaciones en el certamen (31), junto con Pepe. En los últimos tiempos, fue coach de Las Monjitas y de RS Murus Sanctus.