La polémica de Treviño, ¿debe seguir las medidas COVID vascas o las de Castilla y León?

M. J. Arias
·3  min de lectura

La polémica está servida en el condado de Treviño. Enclave situado entre Miranda de Ebro (Burgos) y Vitoria (Álava), está rodeado por territorio perteneciente al País Vasco pero administrativamente pertenece a Burgos. Una situación singular que ha provocado un conflicto entre Ayuntamiento y Junta sobre qué medidas COVID debe seguir, si las que marca el País Vasco o las de Castilla y León. El alcalde ha optado por las primeras y desde la Junta le han dado un toque.

Si Treviño sigue las normas de Castilla y León, los negocios deben cerrar a la seis de la tarde el toque de queda es a las ocho. Si se ajusta a las del País Vasco, suma dos horas en cada caso. (Foto: Getty Images)
Si Treviño sigue las normas de Castilla y León, los negocios deben cerrar a la seis de la tarde el toque de queda es a las ocho. Si se ajusta a las del País Vasco, suma dos horas en cada caso. (Foto: Getty Images)

Treviño debe regirse por las medidas sanitarias que marque la Junta de Castilla y León puesto que su término municipal pertenece a la provincia de Burgos. Sin embargo, el acuerdo al que se llegó tanto en el primer como en el segundo estado de alarma, recuerdan en eldiario.es que a instancias del PNV, fue que los conocidos como enclaves podían ajustarse a las directrices de la provincia que les rodea aunque no fuese de su comunidad autónoma, como es el caso. Así, el alcalde local del PNV, Enrique Barbadillo, ha emitido un bando que sigue las directrices dadas por el gobierno vasco, según informan tanto eldiario.es como El Mundo.

En respuesta a esto, desde la Junta, el consejero Ángel Mariano Ibáñez, le ha enviado una notificación en que le insta a desistir en su postura y adaptarse a lo marcado por el gobierno regional castellanoleonés. “El Ayuntamiento no tiene competencia para decidir o interpretar qué normativa autonómica o estatal se aplica en su territorio”, recuerda la administración regional a Barbadillo.

Además, desde la Junta consideran, recoge Burgos Conecta, que la decisión del alcalde de Treviño puede “provocar confusión en los vecinos de la localidad” dando lugar a posibles sanciones y que eso podría desembocar en “la posible exigencia de la correspondiente responsabilidad política y patrimonial a la autoridad que haya publicado dicha información errónea”.

A día de hoy, las medidas en Burgos son más restrictivas que las impuestas por el lehendakari Íñigo Urkullu. En Castilla y León decretaron el pasado domingo nuevas medidas para 53 municipios con un incremento en los contagios. Entre ellas están la de cerrar los comercios a las 18.00 horas y mantener el toque de queda en las 20.00 horas. Sin embargo, si se ajustan a las directrices vascas, tiendas y bares pueden estar abiertos hasta las 20:00 horas y el toque de queda se desplaza hasta las 22:00 horas.

Este nuevo conflicto territorial ha avivado una reivindicación que no ha cesado en el tiempo y que vuelve con relativa frecuencia. En Treviño actualmente gobierna el PNV y en la vecina La Puebla de Arganzón, en su misma situación geográfica y administrativa, EH Bildu. Para Barbadillo este nuevo choque no es más que otra muestra más de que Treviño necesita “una solución definitiva” para su situación.

"Habrá que empezar a mover las cosas. Esto es lo que pasa históricamente en el enclave de Treviño: cuando hay una dificultad se aprecian las consecuencias que tenemos por estar en tierra de nadie. Cada vez que surge una cosa de estas tenemos la confrontación y los líos. La gente no sabe qué hacer”, ha declarado. La anexión al País Vasco se ha intentado en varias ocasiones sin que salga adelante. La última, en 2014.

Actualmente, en Treviño hay detectado un brote de coronavirus en la residencia Sagrada Familia de Cucho, con más de 30 positivos. Aunque, señala el alcalde, “la mayoría son asintomáticos” y fuera de ese espacio hay diez casos detectados. La Junta ha anunciado que tanto residentes como empleados recibirían a lo largo de este martes la segunda dosis de la vacuna y que temen previsto hacer un cribado en la localidad en breve.

EN VÍDEO | Gran parte de Italia aligera las restricciones con temor a bajar la guardia