¿Podrá el Brujo Manuel romper más de dos décadas de sequía?

Yahoo Deportes
El “sanador” que acompañó a la Selección argentina ante Ecuador estuvo en el Libertadores de América. Ya había ido a la cancha frente a Libertad.
El “sanador” que acompañó a la Selección argentina ante Ecuador estuvo en el Libertadores de América. Ya había ido a la cancha frente a Libertad.

Hay quienes creen. Hay quienes no. Hay quienes sostienen que es pura ignorancia. Hay quienes son escépticos. Hay quienes lo toman a la risa. Hay quienes están convencidos que sirve.

La brujería, la hechicería, la videncia o como quieran llamarla. ¿Existe? Esa es la gran pregunta. Para los que les funciona, obviamente es un método potable. Para quienes ni siquiera les da por intentarlo, la detestan. Cuestión de gustos o de necesidades.

Argentina no gana nada desde la Copa América 1993 en Ecuador. En este 2018 se cumplen 25 años sin levantar un título de los grandes más allá de las dos medallas de oro olímpicas (2004 y 2008). Muy poco para una selección de las llamadas grandes y para un país donde el fútbol es una religión.

La Albiceleste estuvo a punto de quedar afuera de Rusia 2018, lo que hubiese sido una catástrofe deportiva. Le pasó a Italia, le pasó a Holanda y casi le pasa al combinado que capitanea nada menos que Lionel Messi.

Argentina se jugaba su última carta en Quito, había que ganar o ganar para asegurar el pase directo en una plaza siempre complicada. Por eso se tenía que recurrir a todos los métodos posibles, inclusive llegando a lo extra futbolístico.

¿A quién se llamó? Al famoso Brujo Manuel, el de Estudiantes de La Plata. “El Salvador” (en este caso, no era Bilardo, precisamente…)

¿Qué hizo? El mismo lo confiesa: “Yo curé los botines de Messi y los de Di María, también las camisetas. Había energía negativa, se les trababan las cosas, no podían hacer goles. Gracias a Dios vienen haciendo goles. Todavía van a hacer más goles. Yo ya sabía que iba a ganar”.

¿Qué pasó ese día? Messi hizo los tres goles con los que Argentina ganó 3 a 1 y consiguió el sufrido pase al Mundial. Ah, el propio capitán dice no creer en esas cosas…

Ahora, ¿qué pasará en el Mundial? “Va a estar duro porque más de un equipo tiene su brujitoEn Brasil todos los equipos tenían su brujo. Allá no fui con la Selección porque no me llamaron. Si me hubieran llamado, hubiéramos traído el campeonato”, aseguró.

Claro…lo que no explicó es que, si Brasil tiene tantos brujos, ¿por qué perdió de la manera escandalosa que lo hizo ante Alemania en la Semifinal y se quedó sin Mundial en su propia casa? Quedamos a la espera de la respuesta…

También te puede interesar:

¿Centurión le declara la guerra a Tevez?

Di María recuperó el espacio perdido

Mauro Icardi vuelve al centro de la escena

Qué leer a continuación