Podemos reta con una moción de censura rechazada por PSOE y Ciudadanos

Por Inmaculada Sanz
El grupo parlamentario Unidos Podemos anunció el jueves que promoverá una moción de censura contra Mariano Rajoy, la primera que encararía el presidente de un Gobierno en minoría del Partido Popular, por los recientes casos de corrupción. En esta imagen de archivo, el líder de Podemos, Pablo Iglesias, ofrece una rueda de prensa en el Congreso de los Diputados en Madrid, el 26 de abril de 2016. REUTERS/Juan Medina

Por Inmaculada Sanz

MADRID (Reuters) - Unidos Podemos anunció el jueves una moción de censura contra el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, por los recientes escándalos de corrupción, pero la iniciativa previsiblemente no prosperará al ser rechazada por Partido Socialista y Ciudadanos.

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, planteó la moción como una "obligación ética" ante las nuevas investigaciones por presunta corrupción a antiguos dirigentes del Partido Popular, formación que gobierna en minoría que "está parasitando las instituciones".

"España vive una situación de excepcionalidad extremadamente grave, hablamos de una vergüenza delante de Europa y del mundo, hablamos de un presidente que va a tener que declarar ante la Justicia", dijo Iglesias sobre la próxima citación como testigo de Rajoy en el caso de corrupción Gürtel.

"La necesidad de sacar al PP del gobierno es una demanda social amplia y creciente", añadió Iglesias en rueda de prensa junto a otros representantes de su grupo confederal.

Unidos Podemos tiene suficientes diputados para plantear una moción de censura, pero habría de sumar a representantes de otros partidos para alcanzar la mayoría absoluta necesaria (176 escaños) para que prosperase y tendría que plantear también un candidato alternativo a Rajoy.

Encabezando la oposición generalizada a la propuesta de Podemos, el PSOE acusó a Iglesias de "mala fe" y "falta de rigor" por decir que iba a buscar apoyos y seguidamente afirmar que la moción se presentaría igualmente.

"Sabe que no hay una alternativa a la del PP (..) El PSOE votará no", dijo el portavoz parlamentario socialista, Antonio Hernando, en rueda de prensa en el Congreso.

Aunque no prospere, la iniciativa aumenta la presión sobre Rajoy, que tendrá que comparecer en cualquier caso ante el Parlamento para hablar sobre la presunta financiación irregular del PP, y obliga a retratarse al resto de partidos, al presentar a Podemos como la única oposición activa al PP.

"Estamos perdiendo un tiempo precioso con estos fuegos artificiales para exigir responsabilidades al PP por el pantano de corrupción en el que está inmerso", dijo el portavoz socialista.

EL PP DICE QUE PODEMOS HACE EL RIDÍCULO

El diputado socialista dijo que la actitud de Iglesias recordaba a la del año pasado, cuando propuso un gobierno de coalición, pero finalmente votó en contra del candidato socialista a la presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez.

Precisamente Sánchez, hoy precandidato a la secretaría general del PSOE en las primarias de mayo, pidió el jueves la dimisión de Rajoy por el último escándalo, en el que está siendo investigado el expresidente madrileño Ignacio González por presunto desvío de fondos públicos.

Ciudadanos, partido que apoya al Gobierno, pidió tranquilidad ante una "etapa complicada por la corrupción que está aflorando" e insistió en las medidas de regeneración planteadas por su grupo.

"Lo que hay que hacer es aclarar responsabilidades judiciales y políticas (..) no vamos a secundar ningún número de circo", dijo el secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, en la cámara baja.

Desde el Partido Popular, su portavoz Rafael Hernando pidió a Unidos Podemos que dejara de "hacer el ridículo", e insistió en las medidas anticorrupción impulsadas por el gobierno de Rajoy en la anterior legislatura.

"España no está para 'charlotadas', está para cosas serias", dijo Hernando.