“El plebiscito de Alberto”. El Gobierno trabaja en una campaña atravesada por el coronavirus y los problemas económicos

·6  min de lectura
Alberto Fernández durante el cierre de campaña en Córdoba
Diego Lima

El Gobierno comenzó a delinear las bases de lo que será la campaña electoral atravesada por la pandemia, con la segunda ola de contagios de coronavirus en marcha y un fuerte deterioro económico con la inflación como principal preocupación. Así, el presidente Alberto Fernández se prepara para liderar un proceso en el que se pondrá en juego su gestión.

De esto hablaron durante varias horas el martes en la mesa chica del Frente de Todos. Entre achuras y cortes de carne, Fernández, el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa; el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; el ministro del Interior, Eduardo De Pedro, y el jefe del bloque del Frente de Todos en Diputados, Máximo Kirchner, hicieron un repaso del estado de situación. Las conclusiones generaron preocupación.

“La elección será un plebiscito de Alberto. El primer candidato a concejal en el último distrito del país es Alberto Fernández”, exageró uno de los funcionarios que mejor interpreta al Presidente. A su lado estará Cristina Kirchner. “Está más presente que nunca. Hará campaña en todo el país”, anticiparon cerca de la expresidenta.

El flamante presidente de la Nación, Alberto Fernández, sale rumbo a la gobernación de la provincia de Buenos Aires para la asunción de Axel Kicillof como gobernador, lo acompañan Sergio Massa, Wado de Pedro y Felipe Solá
Ricardo Pristupluk


El flamante presidente de la Nación, Alberto Fernández, sale rumbo a la gobernación de la provincia de Buenos Aires para la asunción de Axel Kicillof como gobernador, lo acompañan Sergio Massa, Wado de Pedro y Felipe Solá (Ricardo Pristupluk/)

En medio de la tensión que disparó el incremento de casos, sumado a los pésimos números de la pobreza y el alza de los precios, el cóctel que enfrenta el oficialismo asoma complejo e inmerso en incertidumbres. Con escasa posibilidad de movilización –marca registrada del peronismo–, por la necesidad de dar el ejemplo para evitar la propagación del virus, la estructura partidaria se apalancará sobre la tecnología. Hay dos ejemplos que desde el oficialismo están estudiando de cerca: los procesos electorales en Estados Unidos y Ecuador.

“Una campaña electoral en medio de la pandemia es el desafío que ya está en marcha”, anticipó un funcionario con despacho en la Casa Rosada. Para eso será fundamental el trabajo “coordinado” y “cohesionado” del gabinete nacional. “Los ministros se tienen que poner en modo campaña”, advirtió el hombre de consulta permanente del jefe del Estado.

Salir a defender la gestión, es el mandato que bajaron a los ministros. “No alcanza con ejecutar el presupuesto y gestionar el área, llegó la hora de poner el cuerpo”, se quejó un integrante del elenco presidencial.

El asado en Olivos marcó el reencuentro de los cinco referentes del Frente de Todos y la puesta en marcha del año electoral, pero también sirvió de trampolín para dos negociaciones abiertas con la oposición: la postergación de las elecciones y el respaldo para cambiar los términos de la negociación con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Guzmán, Massa, Cafiero y Máximo Kirchner, el lunes a la noche, cuando se juntaron para apoyar la reforma jubilatoria
Guzmán, Massa, Cafiero y Máximo Kirchner, el lunes a la noche, cuando se juntaron para apoyar la reforma jubilatoria


Guzmán, Massa, Cafiero y Máximo Kirchner, el lunes a la noche, cuando se juntaron para apoyar la reforma jubilatoria

Fueron cinco las semanas que pasaron desde el último almuerzo, que ocurrió tres días antes del escándalo del vacunatorio vip que le costó el cargo a Ginés González García. Desde ese día, las urgencias y diferentes crisis lo pospusieron. En el camino, Fernández también perdió a otra incondicional, Marcela Losardo.

En ese plazo volvió con fuerza la vicepresidenta. En cada presentación pública Cristina Kirchner despliega su poder y genera incomodidad. La figura de la expresidenta aparece en casi todas las áreas, lo que provoca malestar en la Casa Rosada y desgasta la figura presidencial. En el Gobierno prefieren hablar de un “marco conceptual”, creado por la oposición y amplificado por los medios de comunicación, en el que se presenta a “Alberto como un títere” y que “Cristina es la que conduce”.

“Tenemos que retomar la lucha discursiva y romper ese marco conceptual. ¿Cómo? Las vacunas son hoy la respuesta. Con aciertos y errores, las vacunas van llegando”, graficaron fuentes oficiales. El viernes llegó un nuevo envío desde China y con eso la Argentina sumó 6.768.755 dosis de vacunas contra el coronavirus. En este punto, “correr las elecciones un mes juega a favor del Gobierno”, añadió un importantísimo funcionario.

Alberto Fernández y su vice, Cristina Fernández de Kirchner, asumieron tres meses antes de la llegada del coronavirus a Argentina
Getty


Alberto Fernández y su vice, Cristina Fernández de Kirchner, asumieron tres meses antes de la llegada del coronavirus a Argentina (Getty/)

“La percepción de independencia del presidente en sus decisiones sufrió un veloz deterioro”, explicó Rodrigo Martínez, de la consultora Isonomía. “Entre marzo y mayo del año pasado una gran mayoría de los argentinos creía que él era conceptualmente independiente de Cristina Kirchner para la toma de decisiones”, describió el director de la encuestadora, y agregó: “Con el paso de la cuarentena la percepción de dependencia se encuentra en sus valores más altos”.

Como sucedió en la última reunión, volvieron a coincidir en que es tiempo de fortalecer las bases. Por eso cada integrante de la mesa chica del Frente le hablará a su público. Massa, por ejemplo, continuará con su agenda centralizada en la clase media, las Pymes y la seguridad. Para el líder del Frente Renovador la fórmula para el triunfo en los comicios tiene tres patas: vacunar, poner plata en el bolsillo y dólares en el Banco Central.

“Tenemos que recrear las fortalezas del Frente de Todos. En la diversidad está el activo político”, aseguró uno de los integrantes de esa cofradía.

Economía frágil

Mientras en la Casa Rosada confían en que las vacunas llegarán a tiempo, la inquietud más grande es por el recalentamiento de los precios; la inflación que no da respiro: Marzo no traerá buenas noticias, adelantó una altísima fuente del gobierno nacional.

Se espera una cifra que rondará el 4 por ciento, lo que determinará que el primer trimestre orillará el 12%. Con las paritarias aún lejos, el impacto en el bolsillo será directo. El 29% de meta anual que plasmó en el presupuesto cruje con fuerza y el plan del ministro de Economía Martín Guzmán, que se recostó sobre el atraso cambiario para poner un freno a la inflación, todavía no da signos de eficacia.

Todos miran hacia el Palacio de Hacienda, donde habitan Guzmán; el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, y la secretaria de Comercio Interior, Paula Español. Este es un tema que tiene nervioso al Presidente.

33
Presidencia


33 (Presidencia/)

“Es muy difícil lo que tenemos por delante. Necesitamos seis meses de inflación a la baja”, se sinceró un hombre con acceso diario al despacho presidencial. Igualmente, en la Casa Rosada argumentaron que se trata de un problema mundial, el último ejemplo fue el desencuentro con el presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou, que planteó en el Mercosur la necesidad de flexibilizar el bloque regional para avanzar con acuerdos comerciales.

La expectativa, siempre moderada, es que el segundo trimestre se desacelerará la inflación. “Marzo es históricamente un mes con alta inflación”, explicó un hombre de máxima confianza del Presidente.

Los problemas económicos también crecieron entre las preocupaciones sociales. “Hoy ese valor asciende al 36%. Este es un número que ha venido creciendo de manera sistemática en el último año”, sostuvo Martínez, uno de los dueños de la consultora. Y agregó: “En el plano personal las menciones a problemas económicos [desempleo, bajos salarios, inflación, etc] suma el 75% de las menciones personales, lo que marca un récord para esta administración”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.