Sí, México todavía tiene playas vírgenes y son hermosas

Con una extensión de más de nueve mil kilómetros, México es de los primeros 15 países con más costa, por lo que las playas vírgenes son todavía una realidad y estas son solo algunas de las que deberías conocer.

Barra de Nexpa, Michoacán

Es, todavía, una playa poco conocida, aunque sí es un destino favorito para surfistas, pues se forman las famosas olas tubulares que les encantan. Pero no tienes que practicar este deporte para disfrutar de este paraíso, pues hay mariscos en sus pocos restaurantes, lugares para acampar, cabañas, así como kayak. Aunque no es un mar tranquilo, así que hay que saber nadar bien, mientras disfrutas del increíble paisaje del lugar.

Isla Espíritu Santo, Baja California

En pleno Mar de Cortés se encuentra esta pequeña isla que es un área natural protegida y declarada Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO en 1995. Para llegar, hay que hacerlo en lancha (el trayecto dura unas seis horas), y cuenta con tres atractivos principales: Punta Lobos; la Colonia Reproductiva de lobos marinos; y la bahía de San Gabriel, primer lugar de América Latina donde se practicó el cultivo de perlas. El buceo y el esnórquel también son obligados en sus aguas cristalinas, donde puedes encontrar increíbles despliegues de peces y corales.

Isla del Espíritu santo tiene un paisaje desértico, pero sus aguas cristalinas son una joya. Foto: Getty Images
Isla del Espíritu santo tiene un paisaje desértico, pero sus aguas cristalinas son una joya. Foto: Getty Images

Playa del Secreto, Quintana Roo

Si buscas un paisaje azul intenso en el caribe mexicano, no puedes dejar de visitar esta playa que está en la carretera Cancún-Tulúm, vía Playa del Carmen. Para entrar, hay que atravesar manglares, pero el premio es un paisaje espectacular casi virgen, pues no cuenta con servicio eléctrico ni construcciones invasivas. Puedes presenciar el desove de tortugas, practicar kayak y otros deportes acuáticos, como el surf.

También te puede interesar: 5 playas mexicanas para disfrutar con tu pareja lejos del bullicio

Maruata, Michoacán

Conformada por tres pequeñas bahías, esta playa es famosa por una formación rocosa llamada ‘dedo de dios’, cuya silueta parece apuntar al cielo. Si bien su oleaje es fuerte, es un paraíso que cuenta con jacuzzis naturales, además de una playa nudista. Practicar esnórquel aquí es una obligación, además de visitar el Santuario de tortuga negra, en donde puedes presenciar y ayudar a liberar crías una vez al mes entre julio y marzo. 

Maruata es famosa por la formación rocosa ‘Dedo de Dios’. Foto: Getty Images
Maruata es famosa por la formación rocosa ‘Dedo de Dios’. Foto: Getty Images

Balandra, Baja California Sur

En 2016 el diario USA Today la nombró la mejor playa de México, y no es para menos pues sus arenas blancas enmarcan una laguna adornada con formaciones rocosas, especialmente una con forma de hongo, que es incluso símbolo de la Ciudad de La Paz. Es un paraíso con aguas casi sin oleaje y de poca profundidad, para que solo te dediques a disfrutar.

Playa balandra es un paraíso de aguas tranquilas y poco profundas en Baja California. Foto: Getty Images
Playa balandra es un paraíso de aguas tranquilas y poco profundas en Baja California. Foto: Getty Images

Chacahua, Oaxaca

A solo 45 minutos de Huatulco se encuentra Chacahua, una isla en medio de 5 lagunas, parte del Parque Nacional Lagunas de Chacahua. Su mayor atractivo son sus aguas esmeralda y sus manglares. Además, cuenta con un santuario que es hábitat de 541 especies de fauna,(como ocelote, margay, oso hormiguero y jaguarundi) y en sus arenas desovan cuatro diferentes especies de tortugas marinas. Sin duda un paraíso.

Chacahua no solo ofrece un mar azul turquesa y aguas limpias, sino santuarios de animales y manglares espectaculares. Foto: Getty Images
Chacahua no solo ofrece un mar azul turquesa y aguas limpias, sino santuarios de animales y manglares espectaculares. Foto: Getty Images

También te puede interesar: La laguna de Manialtepec ofrece un espectáculo visual sin igual

Mahahual, Quintana Roo

Al norte del estado, en la costa maya, se encuentra este paraíso de aguas poco profundas y poco desarrollado, pues todavía se conservan calles sin pavimentar y hay pocos restaurantes. Es decir, es un pueblo costero en toda regla. Pero, también cuenta con desarrollos, como Puerto Costa Maya y el spa Xpa, además de albergar el parque marino Arrecifes de Xcalak, para practicar buceo y más.

Mahahual es un paraíso del caribe mexicano con la sensación de un pueblo costero. Foto: Getty Images
Mahahual es un paraíso del caribe mexicano con la sensación de un pueblo costero. Foto: Getty Images

Los algodones, Sonora

Con un oleaje suave y aguas templadas este destino es virgen, pero con suficiente infraestructura para atender a los visitantes, como Puerto Peñasco, y también cuenta con zonas para acampar. Recibe el nombre pues la adornan dunas de arena blanca que parecen bolas de algodón, por lo que la flora y fauna son desérticas. Hay actividades para todos los gustos, desde bucear, pescar, nadar, practicar windsurf o pasear a caballo, entre otras.

@travesabarros

Qué leer a continuación