River-Flamengo. ¿Qué plantel vale más? La final de los millones de dólares y quién es el favorito en las apuestas

Ariel Ruya
lanacion.com

LIMA.- ¿Es cierto que Flamengo es el equipo que mejor juega, que mejor plantel tiene? ¿Es, verdaderamente, el más poderoso? ¿Tan lejos está River, el último campeón de la Libertadores, el ganador de cuatro copas contra apenas una? Los especialistas, los referentes, los hinchas, los de adentro y los de afuera y hasta las casas de apuestas locales ya dieron su veredicto: el gigante brasileño es el candidato natural. A punto de consagrarse en el Brasileirao, contrató un entrenador extranjero -el portugués Jorge Jesús, que si gana la Libertadores podría asumir en Barcelona-, sumó estrellas de Europa, como Filipe Luis y hasta pudo adquirir a Mario Balotelli en 30 millones de dólares. Sin embargo, un sitio especializado en marketing deportivo derriba todos esos argumentos. River tiene el plantel más valioso. Lo que equivale a decir que tiene a los mejores intérpretes.

Todo lo que hay que saber de River-Flamengo, la gran final de la Libertadores

Tomando como referencia las cotizaciones en euros -un dólar equivale a 0,90 euros-, el valor de mercado actual del plantel millonario asciende a los 154,65 millones contra 125,35 del equipo brasileño. Sin embargo, el poderío carioca es indudable. Según contó Rodolfo D'Onofrio, el presidente de River, Flamengo recauda 50.000.000 de dólares por su participación -entre varios rubros, como la TV- en el torneo local, mientras que River "apenas" 4 millones de la misma moneda. Ante un similar escenario, el gigante carioca gana por goleada. Pero.

Según el sitio www.transfermarkt.com, el poderío millonario se sostiene en dos grandes pilares: Exequiel Palacios (20 millones de cotización) y Juan Fernando Quintero (15). Más allá de las edades y las posibilidades de reventa (el pibe Ferreira está tasado en 12,5 mientras que Borré, por ejemplo, en "solo" 7,5 millones), el juego de opuestos es una señal a tener en cuenta. Por ejemplo, en el último mercado de pases: el chileno Paulo Díaz, el comodín que desea utilizar Marcelo Gallardo durante la segunda mitad, le costó a River 3.600.000, mientras que en la otra frontera, las cifras son más elevadas.

Incorporó al uruguayo Giorgian De Arrascaeta en 13 millones, a Vitinho en 12 y a Bruno Henrique, en casi 6. Gabriel Barbosa llegó a préstamo, en casi un millón. Pero lo más llamativo fueron las ventas recientes: una fortuna. Vinicius Junior, un joven extremo izquierdo, fue vendido a Real Madrid en 45 millones y Lucas Paquetá, un volante habitual en el seleccionado que dirige Tite, fue transferido a Milan en casi 39 millones. Un mérito enorme de la dirigencia que transformó las pasiones exageradas sin resultados -ni económicos ni deportivos-, por decisiones sustentables. El jugador más valioso de hoy es Gabriel Barbosa, tasado en 18 millones.

"No vivo en Brasil. No sé en qué se sostiene -la supuesta candidatura de Fla-, pero me imagino que su gente está muy ilusionada porque el equipo viene jugando muy bien. Creo que los jugadores de Flamengo mostraron un gran respeto. Me baso en eso. Es el sentimiento del hincha, que es algo que nosotros no podemos manejar", aclara Marcelo Gallardo.

Queda poco del Flamengo que perdió con Independiente la final de la Copa Sudamericana 2017. Ni en la tesorería ni en el campo de juego. Y parte de ese crecimiento está basado en el ojo clínico de Jorge Jesús, de 65 años, que creó una revolución en apenas un puñado de semanas: asumió en junio. En lo demás, tienen un par de asuntos en común: el promedio de edad de River es de 26,6 y tiene 9 jugadores habituales en los seleccionados, mientras que el promedio de Flamengo es de 25,6 y cuenta con 7 intérpretes de selección.

¿Y las apuestas?

En las casas de apuestas domésticas, juega la lógica deportiva. El triunfo del equipo dirigido por Jorge Jesús paga, en promedio, 2,20 veces el valor apostado. En cambio, confiar en un triunfo millonario podría generar una ganancia mayor, de aproximadamente 3,50 por cada sol apostado. Una diferencia marcada a favor de los brasileños, sustentada en su gran presente. River opondrá la experiencia que tiene en finales. Como siempre, la verdad se terminará escribiendo con la pelota y en la cancha.

Qué leer a continuación