Apartado de los Miami Heat por lanzar comentarios antisemitas durante una transmisión de Twitch

·4  min de lectura
Meyers Leonard
Lynne Sladky

Hay cuestiones que para la NBA no se negocian. La conducta de los jugadores fuera de la cancha es un tema que la organización sigue de cerca. Y las franquicias están en sintonía con esa norma. Es por eso que Miami Heat anunció que separó del equipo por tiempo indefinido al pivote Meyers Leonard, por comentarios antisemitas. Semejante situación despertó todo tipo de reacciones y el jugador publicó en sus redes sociales un texto pidiendo disculpas por sus dichos.

Meyers participó de una transmisión de Twitch en la que se lo podía ver jugando un videojuego (Call of Duty). En medio de la partida online, el jugador dijo: “¡P... cobarde! No me dispares, jodido ‘kike’ (palabra despectiva para referirse a la comunidad judía en los Estados Unidos)”. El revuelo por esta situación pone en duda la continuidad del pivote en la liga estadounidense y hasta el portavoz de la NBA, Mike Bass, habló del tema: “La NBA condena inequívocamente cualquier forma de discurso de odio”.

La NBA, junto con directivos de Miami Heat, está revisando el vídeo para determinar qué tipo de sanción podrían aplicarle a Meyers. “Las palabras utilizadas por Meyers Leonard estuvieron mal y no le toleraremos un lenguaje de odio a nadie que esté asociado con nuestra franquicia”, se pudo leer el comunicado que sacó Miami Heat, anunciando la suspensión indefinida del jugador.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

El jugador, que lleva nueve años en la NBA invirtió en el 2019 en la organización de eSports FaZe Clan, que también se expresó por este tema: “FaZe no tolera el discurso de odio o el lenguaje discriminatorio de ningún tipo. Aunque Meyers no sea miembro de FaZe, cortaremos lazos con él”, aseguró la compañía.

La palabra “kike” es una derivación de kikel, la traducción judía de otra palabra: círculo. Así se les llamaba de forma despectiva en Ellis Island, la entrada de personas en el puerto de Nueva York y que era el mayor filtro de migrantes del país durante el final del siglo XIX. En el control aduanero los cristianos eran clasificados con una X y los judíos eran representados con una O, de ahí que se les conociera con el símbolo circular.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

La transmisión en la que Meyers pronunció esta palabras tenía a 50.000 fanáticos siguiendo la partida de Call of Duty. Frente a semejante escándalo, es que el pivote, en su cuenta de Instagram, publicó: “Lamento profundamente haber usado un insulto antisemita durante una transmisión en vivo. Si bien no sabía qué significaba la palabra en ese momento, mi ignorancia sobre su historia y lo ofensiva que es para la comunidad judía no es en absoluto una excusa y simplemente me equivoqué. Ahora soy más consciente de su significado y me comprometo a buscar adecuadamente a personas que puedan ayudarme a educarme sobre este tipo de odio y cómo podemos combatirlo”.

Jugadores de Miami Heat se arrodillan (de pie: Meyers Leonard) durante el Himno Nacional de los Estados Unidos.
AP Photo / Mark J. Terrill)

Y agregó: “Reconozco mi error y no hay forma de huir de algo como esto que es tan doloroso para otra persona... Prometo hacerlo mejor y sé que mis acciones futuras serán más poderosas que el uso de esta palabra”.

Meyers Leonard ya había quedado bajo la lupa de muchos fanáticos, ya que durante las protestas de los jugadores de la NBA durante la burbuja en Disney, en la temporada pasada, en la que decidieron arrodillarse durante el himno de los Estados Unidos, como gesto de repudio a los actos de violencia policial contra ciudadanos afroamericanos, el pivote de los Heat se mostró de pie y con una mano en su corazón. “En mi corazón siento que hice lo correcto. Apoyo a Black Lives Matter, soy muy consciente de lo que está sucediendo. Pero puedo ser ambos. Mi patriotismo es profundo”; dijo tras el partido de este sábado.

Meyers, explicó que su razón para no arrodillarse durante el himno, es por respeto a su hermano, Bailey, que es un marine de los Estados Unidos: “Estaba consciente de la reacción que podría ocurrir; entiendo que no se trata de la bandera y los militares pero para mí sí, basado en lo que he vivido”.