El ex piloto de Fórmula 1 que lo pasó mal con el COVID-19

Adam Cooper
·2  min de lectura

El comisario de la FIA y ex piloto de Fórmula 1, Vitantonio Liuzzi, se está recuperando en su casa en Italia tras un ataque de neumonía provocado por la COVID-19.

Liuzzi, su esposa Francesca y su hija Sole de tres años dieron positivo el mes pasado, a pesar de no presentar síntomas evidentes.

Estaban aislados en su casa cuando Liuzzi comenzó a notar problemas, y después de que las pruebas indicaron neumonía, lo mantuvieron en un hospital en Chieti, cerca de Pescara, durante casi una semana.

Después de que el tratamiento salió con éxito, fue dado de alta para volver a casa este miércoles.

Liuzzi ganó el Campeonato FIA F3000 2004 con el equipo Arden de Christian Horner antes de disputar 80 grandes premios de F1 con Red Bull, Toro Rosso, Force India y HRT entre 2005 y 2011.

También lee:

"Varios positivos" de COVID-19 en Williams tras Imola Cómo se comparan el mejor Ferrari y el mejor Mercedes de F1 Stroll casi atropella a dos comisarios en Imola: ¿qué salió mal?

Últimamente, el piloto de 39 años ha sido comisario de pilotos de la FIA F1, y estuvo de servicio en los GP de Austria y del 70º Aniversario de este año.

También iba a ser convocado para al menos una de las tres carreras que pondrán fin a la temporada en Oriente Medio.

"Básicamente, hace un par de semanas comencé a sentirme un poco raro", dijo a Motorsport.com. “Pero no tuve grandes síntomas. Hubo un caso en la clase de mi hija, así que básicamente confinaron la clase entera y eso es todo".

“Para estar seguros, nos hicimos un test rápido y dio positivo. Volvimos a nuestro pueblo y nos encerramos en casa. Pero después de cuatro o cinco días, el oxígeno en mi sangre disminuyó y comencé a tener neumonía".

“Me llevaron al hospital y me hicieron multitud de controles, y estuve seis días allí, porque la situación empeoraba. Con el tratamiento mejoré, y me mandaron a casa".

“Mi esposa y mi hija no tenían síntomas, así que afortunadamente solo yo sufrí esto. Estas mierdas pasan, pero hay peores situaciones en todo el mundo, ¡así que no puedo quejarme!".

El ex piloto admitió estar sorprendido de que el virus pudiera afectar tan fuerte, lo cual es un duro recordatorio a jóvenes y deportistas que puedan pensar que esto no va con ellos.

“Nunca esperas que seas tú”, dijo. “Conozco a muchas personas que han dado positivo, pero no tenían ningún síntoma".

“He estado entrenando toda mi vida y he estado en forma, pero depende de cómo te pille, si tienes alguna debilidad en algunas áreas de tu cuerpo".

"A mí me afectó de una manera realmente agresiva, dijeron los médicos, y como digo, tengo suerte de que mi esposa y mi hija lo hayan tenido solo levemente".