El coronavirus, culpable de una caída del 5 % en el PIB alemán en 2020

Agencia EFE
·3  min de lectura

Berlín, 29 ene (EFE).- La repercusiones económicas del coronavirus causaron una caída del 5 % en el producto interno bruto alemán, sobre todo por el duro golpe que sufrieron todos los sectores durante la primera ola de la pandemia, según informó este viernes la Oficina Federal de Estadística (Destatis).

Se trata de la caída más dura del PIB alemán desde 2009 cuando, en medio de la crisis financiera, registró una baja del 5,7 %.

La bajada estuvo marcada ante todo por la fuerte caída en el segundo trimestre del 9,7 %.

Con la primera ola de la pandemia, la actividad económica se vio afectada no solo por las restricciones, que fueron menos drásticas que en otros países de Europa, sino también por la interrupción de las cadenas de suministro.

Esto último, por ejemplo, llevó a que la industria del automóvil tuviera que interrumpir su producción.

Esa caída no pudo ser compensada pese a la fuerte recuperación que hubo en el tercer trimestre, con un crecimiento del 8,5 por ciento, y que luego se interrumpió por la segunda ola que ha llevado a un estancamiento de la economía con un crecimiento de solo un 0,1 por ciento en el cuarto trimestre.

Las restricciones impuestas tras la segunda ola han afectado otra vez al comercio, a la restauración y al turismo pero en mucho menor grado a la industria.

Según el director del Instituto de Macroeconomía y Estudios Coyunturales (IMK), Sebastian Dullien, el ligero crecimiento del tercer trimestre muestra que la economía alemana "ha aprendido a vivir con las limitaciones" que impone la pandemia.

No obstante, se teme que las restricciones dejen también su huella en el primer trimestre de 2021. Varios economistas consideran que en el primer semestre habrá una caída del PIB.

"Aunque la economía alemana salió bien librada de las restricciones en el último trimestre de 2020 contamos con que en el primer trimestre de este año haya una caída del PIB", dijo, por ejemplo, el economista jefe del Commerzbank, Jörg Krämer.

Las expectativas de los empresarios, según el índice de clima empresarial del instituto IFO de Múnich, han empeorado y la mayoría consideran su situaciones actual y sus perspectivas peores que hace un mes.

La tendencia general es prever para el conjunto de 2020 una recuperación pero después de unos "difíciles primeros meses", según el economista jefe del grupo VP Bank, Thomas Gitzel.

De momento, mientras el consumo privado tiende a la baja, las exportaciones y las inversiones en el sector de la construcción son el motor de la coyuntura.

El nivel de la economía, según Destatis, está todavía lejos de alcanzar el que tuvo antes de la crisis del coronavirus.

Así, el resultado del cuarto trimestre estuvo un 2,9 por ciento por debajo del mismo período del año anterior.

Además de considerar para el total del año el resultado del cuarto trimestre Destatis revisó las cifras de los tres trimestres anteriores en las que, sin embargo, solo efectuó correcciones del 0,1 por ciento para el primero y el segundo periodo.

El dato oficial de 2020 se conoce después de que el Gobierno anunciara esta semana un recorte de sus previsiones para 2021, año en el que espera que el PIB crezca un 3 %, 1,4 puntos porcentuales con respecto a su previsión de octubre pasado.

El ministro de Economía, Peter Altmaier, reconoció al presentar el Informe Económico Anual que contiene esta estimación que el PIB ha perdido parte del impulso de septiembre y octubre con las restricciones a la vida pública y la actividad económica que han ido imponiéndose de manera incremental desde noviembre.

De momento, los efectos de la crisis sobre el empleo han sido moderados. Según los últimos datos de la Agencia Federal de Empleo el índice de paro en Alemania tuvo en enero un aumento de 0,4 puntos porcentuales para quedar en un 6,3%.

La agencia señaló que ese aumento es menor al que suele registrarse normalmente en enero y señaló que eso se debe a que la herramienta de la jornada reducida subvencionada está evitando la destrucción de empleo.

(c) Agencia EFE