Phil Mickelson, sin presión por estar ante una semana llena de incentivos

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·4  min de lectura
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

San Diego (EE.UU.), 14 jun (EFE).- El golfista estadounidense Phil Mickelson reconoció este lunes que se encuentra ante una semana llena de incentivos tantos personales como profesionales y todos orientados a favorecer su participación en el Abierto de Estados Unidos que comienza el jueves.

Mickelson tiene la confianza de haber ganado el Campeonato de la PGA el mes pasado, junto con la motivación adicional para prepararse para un título difícil de alcanzar en su ciudad natal.

El experimentado golfista, quien cumplirá 51 años el miércoles, dijo que pasó la semana pasada trabajando en su juego en Torrey Pines, un lugar con el que ha tenido una relación de amor-odio a lo largo de los años debido a un rediseño del campo que cambió la forma en que se jugó cuando creció en el área.

"Es una oportunidad única porque nunca he ganado un Abierto de Estados Unidos", destacó Mickelson después de una ronda de entrenamiento en Torrey Pines.

"Está en mi patio trasero. Tengo la oportunidad de prepararme adecuadamente y quería hacer el trabajo correcto", añadió.

Para conseguirlo, Mickelson admitió que se aisló por completo del mundo exterior y que tampoco siente ningún tipo de presión extra.

"Así que apagué todo el ruido. Apagué mi teléfono. Apagué muchas otras cosas para poder concentrarme en esta semana y realmente dar mi mejor oportunidad para tratar de jugar lo mejor posible. Ahora, siempre necesitas un poco de suerte, siempre necesitas que las cosas se unan y hagan clic, pero sé que estoy jugando bien y solo quería darme todas las oportunidades para jugar en mi mejor momento".

El campo se cerró al público la semana pasada en preparación para el Abierto de Estados Unidos, y Mickelson aprovechó, especialmente practicando en los greens.

El seis veces ganador del major que ganó lo que ahora es el Farmers Insurance Open en Torrey Pines tres veces, admite que ha tenido que aceptar los cambios hechos por Rees Jones en 2001.

El hombre conocido como el 'Open Doctor' hizo un renovación del campo con la esperanza de conseguir un Abierto de Estados Unidos; el trabajo valió la pena ya que Torrey Pines fue la sede del Abierto de Estados Unidos 2008 cuando se proclamó campeón Tiger Woods y también lo será este año.

Mickelson, sin embargo, nunca se adaptó. Tiene solo cuatro resultados entre los 10 primeros en 18 aperturas desde los cambios, incluida una oportunidad legítima de victoria, hace 10 años, cuando terminó segundo detrás de Bubba Watson.

En el Abierto de Estados Unidos 2008, Mickelson jugó de manera desastrosa las dos primeras rondas sin driver, en realidad anotó un tiro mejor que Woods en la primera ronda, pero hizo un 9 sobre el par durante la tercera ronda cuando necesitó tres golpes para colocar la bola en el green 13 y acabó empatado en el puesto 18.

"He jugado aquí un montón desde la reorganización, pero realmente no he pasado mucho tiempo para aprender los matices, y lo hice a principios de la semana pasada", explicó Mickelson.

Mickelson ha terminado segundo -récord- seis veces en el U.S. Open, el más reciente en 2013 en Merion (Pensilvania), donde terminó dos golpes detrás del inglés Justin Rose.

Sus decisiones más cercanas fueron en el Abierto de Estados Unidos de 1999 en Pinehurst (Carolina del Norte), donde terminó un golpe detrás de Payne Stewart, y en el Abierto de Estados Unidos de 2006 en Winged Foot (Nueva York), donde un doble bogey en el hoyo 72 le hizo perder por uno ante el australiano Geoff Ogilvy.

Un título del Abierto de Estados Unidos es el único grande que le impide a Mickelson un Grand Slam en su carrera.

"Cuando sabes que estás jugando a cierto nivel y eres paciente y finalmente hace clic, como sucedió en la PGA, sentí que había estado jugando a ese nivel durante un par de meses, pero no lo estaba haciendo", señaló Mickelson. "Luego, cuando todo se junta en un momento perfecto como ese, fue emocionante armarlo".

Mickelson subrayó que habían sido unos meses de gran experiencia de cara a su futuro.

"Tengo la esperanza de que algunas de las cosas que aprendí de cara al futuro se trasladen y me den más oportunidades este verano, porque siento que estoy jugando un buen golf", agregó.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.