Pete Davidson convierte las 'orejitas' de Ariana Grande en un adorable corazón

BangShowbiz
Pete Davidson este lunes en el estadio de los Yankees (Nueva York)

Pete Davidson convierte las 'orejitas' de Ariana Grande en un adorable corazón

Pete Davidson este lunes en el estadio de los Yankees (Nueva York)

El humorista Pete Davidson sigue proclamando a los cuatro vientos el profundo amor que siente por la célebre mujer que algún día se convertirá en su esposa, la estrella del pop Ariana Grande, al tiempo que cultiva su ya conocida pasión por los tatuajes. Pero en esta ocasión, lejos de hacerse un nuevo y romántico grabado en homenaje a la artista, el actor de 'Saturday Night Live' ha preferido alterar sustancialmente uno de ellos, el que recreaba la famosa máscara con orejitas de conejo del disco 'Dangerous Woman', para transformarlo en un gran corazón acompañado de la letra 'A'.

Los cambios que ha experimentado la piel del provocador cómico quedaron patentes este mismo lunes con su asistencia a un partido de béisbol en el Yankee Stadium de Nueva York, del que ya han trascendido imágenes del reformado tatuaje que están corriendo como la pólvora por las redes sociales, aunque él ha preferido no pronunciarse públicamente sobre el asunto.

En cualquier caso, además de poner una vez más de manifiesto que su historia de amor con Ariana está destinada a prolongarse durante el resto de sus vidas -a diferencia de lo que creían ciertos internautas que veían en su relación una mera maniobra promocional-, el artista de 24 años ha demostrado nuevamente que no tiene aversión alguna a las agujas y que su colección de dibujos está lejos de ser definitiva.

De hecho, solo en estos últimos meses Pete ha incorporado a su epidermis unas nubes -situadas en sus dedos-, la palabra 'renacido' en sus pulgares, y varios tatuajes a juego con los de su afamada prometida, así como uno idéntico al que luce la intérprete en su cuello y otro que representa a su primera mascota en común, un cerdito al que ambos habrían llamado 'Piggy Smallz'.

Qué leer a continuación