El peruano Edison Flores se sacude en México el acoso de su fantasma

Agencia EFE

Morelia (México), 4 dic (EFE).- Para el peruano Edison Flores convertir tres goles de pierna zurda para meter al Morelia en la semifinal del fútbol mexicano ha tenido un significado colateral, sacudirse el fantasma de su compatriota Raúl Ruidiaz, que lo acosó desde su llegada al equipo.

Ruidíaz hizo 38 goles en dos años en el Morelia entre 2016 y 2017, uno de ellos en el último minuto del torneo Clausura 2017 para salvar al equipo del descenso. Eso lo rodeó de una aureola casi santa en el cuadro del centro de México que a partir de mañana retará al poderoso América en semifinales.

Después de confirmarse como el último héroe de Morelia, el delantero de Lima emigró a la MLS y en un arrebato de nostalgia la directiva fichó a Flores, quien desde su primer día en la liga ha debido aceptar que lo comparen a toda hora con su antecesor.

Aunque se mantuvo como un fijo en la alineación y rindió lo suficiente para ser llamado a la selección de su país que alcanzó este año la final de la Copa América, para Flores fue duro lidiar con la presencia inasible de Ruidiaz, la cual por fin lo dejó de acosar hace una semana.

El pasado miércoles, en el minuto 10 Flores disparó de zurda desde fuera del área para rescatar un empate 1-1 ante el León y 22 minutos más tarde recuperó un rebote del colombiano Willian Tesillo y lo metió en la red para, de nueva cuenta, igualar el duelo que al final quedó 3-3.

Fue un marcador adverso para los Monarcas del entrenador argentino Pablo Guede, incapaz de ganar en casa pero el equipo se guardó una carta para la vuelta, el toque de zurda de Edison, quien en el minuto 72 avanzó por el centro y desde fuera del área hizo uno de los goles más elegantes del año al poner la pelota en el ángulo y darle el triunfo a su equipo 1-2 en casa del favorito León.

"Somos Morelia, no vendemos mucho pero vamos a dar lo mejor y daremos de qué hablar", dijo el atacante que en un acto de humildad minimizó sus goles y habló más del grupo.

Haga lo que haga en la semifinal, para Flores haberse convertido en el mejor jugador de los cuartos de final del Apertura ha sido el antes y después de su paso por el Morelia. Hizo olvidar a su amigo Raúl y ahora lo miran como lo ven como un líder callado, con capacidad para aparecer de la nada y cambiar los partidos.

A partir de este jueves el América, máximo ganador de títulos de la liga saldrá como favorito para derrotar al Morelia, con una plantilla menos rica. Nada nuevo para el cuadro de Guede, que en la fase previa no apareció en ninguna lista de favoritos y dejó fuera al León, el conjunto de mejor fútbol en el año, finalista del pasado Clausura y segundo lugar de la fase regular del Apertura.

La noche de jueves en Morelia y la del domingo en el Azteca, los reflectores alumbrarán al arrogante América. Siempre y cuando la pierna zurda de Flores no aparezca a la hora buena y cambie el guión de la serie.

(c) Agencia EFE

Qué leer a continuación