Periodistas Unidas, el grupo que fomenta la campaña contra el acoso y la violencia machista en el fútbol argentino

Foto ilustrativa: Instagram/@karenpaco07
Foto ilustrativa: Instagram/@karenpaco07

“No nos callamos más”. Bajo ese tajante lema se creó recientemente el grupo “Periodistas Unidas”, integrado por unas 50 mujeres relacionadas al deporte que iniciaron una campaña contra el acoso y la violencia machista en el fútbol argentino.

Compuesta en su gran mayoría estudiantes de periodismo deportivo, algunas de ellas ya recibidas y realizando sus primeras armas en el medio, esta organización surgió cuando las víctimas del constante acoso en las canchas de Argentina se percataron de que no eran tan solo un puñado.

Loana Mosquera, protagonista del caso testigo que impulsó la creación de Periodistas Unidas, dialogó con el diario Clarín y reveló los primeros calvarios que le tocó vivir cuando daba sus primeros pasos en la profesión.

Un poco de quienes somos✊🏽💗

Una publicación compartida de Periodistas Unidas (@periodistasunidas) el 15 Ago, 2018 a las 2:19 PDT

“El movimiento feminista actual fue fundamental. A mí en 2012 un periodista de Banfield me había mandado muchos mensajes y le puse los puntos porque me estaba molestando demasiado; encima, yo era menor de edad, tenía 16. En su momento no pude decir nada porque las cosas no están como ahora”, recuerda Mosquera, miembro fundadora del movimiento que apunta puntualmente contra tres pervertidos.

Semanas atrás, la propia Mosquera se encargó de subir a sus redes sociales capturas de un chat con un fotógrafo y cronista del fútbol argentino de ascenso. En ellas se observan los desubicados comentarios que le hace sobre su físico y hasta fotos que él le tomó cuando ella cubría un partido en el estadio Florencio Sola. 

“Pasó en marzo de 2017 y me decidí recién ahora, porque hablando con las chicas de la radio me enteré de que no era la única. Entonces, me dije ‘no, no puede ser, hay que escracharlo’. Nosotras estamos laburando. Y tampoco se lo tendría que hacer a nadie. Por eso decidí ponerlo en las redes sociales”, expresó en relación a su tuit que superó los 6 mil shares.

Otra de las víctimas de exabruptos y comentarios desubicados en los estadios argentinos es Julieta Hernaez, de 25 años. Ella también integra el PU y en sus declaraciones apunta contra la competencia desigual con sus colegas hombres.

“Es una profesión machista. Son todos hombres y es difícil competir con un hombre. Ponerte a la altura es difícil porque te dicen ‘sos mujer, que hacés estudiando esto’. No me imaginé que iba a haber tanta movida. Cuando empecé a ver la cantidad de chicas a las que les pasaba, pensé ‘¿por qué no hablé antes?’”, se reprochó la joven en una charla con el citado periódico.

Al respecto de su caso, Hernaez agregó: “No bien me enteré lo de Loana, compartí las publicaciones y enseguida se armó el grupo de WhatsApp. Somos ahora 48 y todas de la misma camada: de 23 a 26 años. La mayoría de los casos se dan cubriendo fútbol de ascenso”.

De uno de los acusados, Periodistas Unidas recibió más de 500 capturas de chats con maltratos y acoso. Ante esta situación, algunos clubes como el propio Banfield y Lanús, su clásico rival, les retiraron las acreditaciones a dos de los denunciados. Por su parte, se supo que el coordinador general de acreditaciones de la Copa Argentina ya decidió no contar más con el fotógrafo apuntado.

“El grupo se armó para que nos contemos en confianza lo que nos pasó, porque no todas se animan a publicarlo. Cada chica une a otra”, explica Mosquera, y añade sobre su caso: “La repercusión que tuve me generó alivio, porque yo tenía miedo, por eso no hablaba. Pero, por otro lado, fue horrible ver que otras chicas me mandaban que el tipo les hizo cosas peores. Te cuento y me da escalofríos. Si bien es horrible, a la vez está bueno unirnos”.

Descargos que parecen sacados de una película

Creer o reventar, pero uno de los acusados por Periodistas Unidas minimizó las charlas que se viralizaron con insólitos argumentos en un audio al que tuvo acceso el portal Minuto Uno.

“Obviamente que mi error lo acepto, sé que estuve mal, que no es la forma indicada de hablar, también sé que se puede estar con una mujer y no hace falta estar de novio para tener relaciones sexuales. Quizás no es la forma, pero con algunas pibas funciona, con otras no, comienza diciendo Diego Fleitas, el periodista del que aparecieron mayor cantidad de denuncias por agresiones verbales a colegas mujeres.

Al respecto de las críticas recibidas, Fleitas agrega: “Para mí, la palabra acoso es muy fuerte, porque acoso es seguirlas, yo mando mensajes nada más y no hablé tantas veces tampoco es que voy a una cancha de fútbol como dicen ellas e intimido con la mirada. Tampoco ando sacándoles fotos a las personas”.

Otro apuntado es Leonel Cerrudo, quien optó por compartir las disculpas del caso a través de sus redes sociales pero luego, arrepentido, las borró.

Mediante un extenso comunicado, el cronista que sigue la actualidad del “Taladro” pidió disculpas “a todas las personas que se sintieron ofendidas” y dijo que está viviendo “el peor momento de su vida”.

Entrevista a Loana Mosquera, periodista clave en la creación de Periodistas Unidas

La palabra de Paula Medina, otra fundadora del PU

También te puede interesar:

 ¿Quién es Leonardo Balerdi, el defensor por el que ofertó el Barcelona?

Pekerman no continuaría al frente de la Selección Colombia

VIDEO | El gesto obsceno de Nainggolan a un hincha en una discoteca

Qué leer a continuación