Pep Guardiola y su llamativa frase: "Los entrenadores somos gerentes de oficina"

LA NACION
·3  min de lectura

Es raro escuchar a Pep Guardiola derrotado o entregado ante un contexto. Siempre fue un entrenador que no sólo le buscaba el detalle a cada estrategia pensada en su adversario de turno, sino que anímicamente también suele trabajar bastante con sus planteles. Y cuanto mayor es la dificultad, mayor entusiasmo ofrecía él de cara a su trabajo para salir vencedor del reto. Pero en este caso, para el director técnico de Manchester City no hay un rival con camisetas de colores de la Premier League o la Champions League, sino que su malestar apunta hacia otro lado.

"No hay tiempo para poder entrenar, que sólo es recuperación y partido y que no hay tiempo para poder mejorar al equipo. Es sobrevivir. Nuestro trabajo de entrenador ahora es de oficina, que no se lesionen (los jugadores). Somos gerentes de oficina y nada más", expresó con mucho fastidio el DT de Manchester City luego de su victoria ante Olympiacos de Grecia (3-0), que le permite liderar con comodidad el Grupo C de la Champions League con tres victorias en tres partidos y una diferencia de goles a favor +8 (9-1). Comparte el grupo con Olimpiakos, Porto y Marsella.

¿Cambia el criterio de las manos? El pedido que la UEFA le hizo a la FIFA

Le agregó argumentos a su explicación: "Sí, esta situación es igual en todos lados. Los entrenadores hoy ya no existen. Son gerentes de jugadores que tratan de que sus futbolistas no se hagan daño. Hay muy poco tiempo para trabajar y entrenar, no hay nada que hacer... Y todo es pre-partido y recuperación, pre-partido y recuperación, y así es muy difícil poder hacer cosas para que el equipo pueda mejorar".

Con la pandemia del coronavirus, el calendario se comprimió. Antes, había semanas en donde los equipos de la Premier no tenían doble competencia. Ahora no frenan. Desde el comienzo de la temporada, en septiembre, su equipo jugó 11 partidos en 43 días, es decir un partido cada cuatro días. Sumado a eso, la pausa internacional por eliminatorias o fechas FIFA para equipos de alto nivel suma encuentros extra a los jugadores.

Champions League: la imagen de Lionel Messi ante Dinamo Kiev que generó críticas y una reflexión "pesimista" sobre Barcelona

La declaración casi resignada de Guardiola se produjo en la antesala del choque entre los campeones de las tres últimas temporadas de la Premier League: Manchester City recibirá a Liverpool, por la octava jornada que comenzará este viernes, mientras que Manchester United estará bajo presión en campo del Everton.

Con cinco puntos de desventaja respecto de los Reds, aunque tienen un partido menos, hay mucho en juego y la derrota está prohibida para los Citizens de Pep Guardiola.

La buena noticia para ellos fue que en la previa no se tuvieron que esforzar demasiado en la victoria cómoda en casa frente al Olympiakos (3-0), que los coloca en una posición ideal para clasificarse a octavos de final de Champions League antes de la segunda etapa.

Con el regreso de Gabriel Jesus, suplente pero goleador, el martes pasado, el City recuperó a uno de sus dos centro-delanteros, lo que le ofrece una variante para elegir, aunque los dos equipos se conocen muy bien.

Será un verdadero test para las ambiciones del campeón 2018 y 2019, que cayó esta temporada en su Etihad Stadium (5-2) contra Leicester.