Pedro Sánchez formaliza su candidatura y advierte sobre un PSOE sin él

Pedro Sánchez, que el martes presentó oficialmente su candidatura a recuperar la dirección del Partido Socialista Obrero Español, cree que sin él la organización que más años ha gobernado en España caerá relegada a tercera fuerza política. En la imagen, Sánchez en una fotografía de archivo del 26 de octubre de 2016. REUTERS/Sergio Pérez

MADRID (Reuters) - Pedro Sánchez, que el martes presentó oficialmente su candidatura a recuperar la dirección del Partido Socialista Obrero Español, cree que sin él la organización que más años ha gobernado en España caerá relegada a tercera fuerza política.

El exlíder socialista, derrocado en octubre por una corriente interna que abogaba por dejar gobernar al Partido Popular tras dos elecciones no concluyentes, ve en su proyecto el único de los tres presentados capaz de recuperar la confianza en el PSOE, que bajo su mandato cosechó los peores resultados de su historia.

"Los afiliados tienen en su mano hacer que el PSOE sea primera fuerza o, si optan por otras opciones, pasar a ser la tercera", dijo Sánchez el lunes por la noche en una entrevista en Telecinco horas antes de formalizar su candidatura.

El político madrileño apuntó que varios sondeos le sitúan "de forma abrumadora" como el favorito de los votantes socialistas frente a las candidaturas de la presidenta andaluza, Susana Díaz, y del exlehendakari Patxi López, para las primarias del 21 de mayo.

Sin embargo, la importancia de las encuestas es relativa ya que el próximo 21 de mayo quienes votan son los aproximadamente 200.000 militantes, entre quienes los candidatos tienen que conseguir al menos un 5 por ciento de avales en las próximas dos semanas.

En caso de ser elegido secretario general socialista, Sánchez dijo que exigirá lealtad a sus adversarios dentro del partido, y rechazó que el PSOE se dirigiera a un "choque de trenes" tras haberse decantado la vieja guardia y los barones regionales por Susana Díaz.

Sánchez dijo ser el único capaz de sacar al PSOE de su "crisis de identidad" después de que la Ejecutiva forzase su dimisión para permitir con su abstención que gobernase el PP, algo que en su opinión ha llevado a que muchos votantes hayan dejado de considerar al PSOE un partido de izquierdas.

"Pretendo que el PSOE renazca, que se refunde, que vuelva a liderar la izquierda de este país", dijo Sánchez sobre un partido al que el barómetro del CIS de febrero ya otorgó un tercer puesto, relegado por Podemos, si se celebrasen elecciones hoy.