Pedro Monzón y por qué Diego Maradona le salvó la vida

LA NACION
·3  min de lectura

El exjugador Pedro Monzón habló del día en que Diego Maradona le permitió marcar un gol en el Mundial de Italia y recordó que en otra ocasión le salvó la vida con solo una inesperada visita. Además, Monzón recordó su dura infancia y el sueño cumplido de jugar en primera división.

Monzón contó que visitó a Maradona antes del partido ante Rumania en el Mundial de Italia ´90 y le dijo: "Sos el único que me podés hacer hacer un gol en mi vida. Yo se lo decía en serio. Ya era un sueño jugar en la Selección, pero quería meter un gol", rememoró el exdefensor.

Luego, el ahora ayudante de campo de Falcioni en Independiente, contó que le preguntó al Diez en dónde ubicarse dentro del área para lograr su cometido. "Le dije que me la tire arriba del hombre poste que paraba ahí el técnico rumano. Me dijo, ´Bueno, andá ahí, que yo te la tiro. El primer córner que haya, andá así los sorprendés ´".

"Vino el córner y el corazón me latía. Estaba nervioso porque me la iba a tirar ahí, al primer palo. Entonces amagué y salté solo, no me marcó nadie. Ahí se me paralizó el cuerpo, no sabía cómo festejar. Viene Diego, me abraza y me da un beso. Decís ya está, que se termine todo", recordó Monzón.

La impresionante suma que gana Jürgen Klopp por acuerdos publicitarios

Posteriormente, el exdefensor recordó un difícil momento que le tocó atravesar y en el que no quería vivir más. "No tenía para comer, agarré una monedita y lo llamé a Diego desde un teléfono público y le digo que me moría de ganas de verlo. Me dijo en un rato voy", contó Monzón y admitió haber pensado que Maradona nunca iría.

A la noche de esa jornada, Monzón dijo que le tocaron la puerta del local donde vivía y era Maradona. "Salgo y veo al hombre parado de short y zapatillas, con los cordones desatados como siempre. Nos quedamos un par de horas hablando, le conté cosas de mi vida".

Tras el escándalo con Lukaku, Ibrahimovic puso paños fríos, pero con una ironía

El exmundialista confesó que Maradona no llegó a enterarse que gracias a su visita le había salvado la vida. "Nunca me animé a decirle que lo llamé para despedirme. A partir de ese día me di cuenta que tenía que vivir mejor".

Respecto al momento de retirarse del fútbol, el exdefensor aseguró: "Cuando se apagan las luces es bravo. Es difícil, porque en mi caso, vine de una familia muy pobre, conocí lo que es bañarse en una ducha, sentarse en un inodoro, todo eso no lo tenía".

Monzón afirmó que es muy fuerte la lucha por querer llegar, jugar y ayudar a su familia y amigos. "Yo también quería estudiar, pero te pedían tantas cosas y tuve que abandonar porque no podía comprar nada. Soñaba que el fútbol me podía dar algo, porque dependía de mí".