Pedro Cachin, el tenista argentino que ganó tres partidos en un día y fue campeón en España

Sebastián Torok
·5  min de lectura
El tenista argentino Pedro Cachin se coronó en el M25 de La Nucía, España, pero por las malas condiciones climáticas debió jugar tres partidos en un día.
TONI ALBIR

Pedro Cachin nació en Bell Ville. Pero está radicado en Barcelona desde mayo de 2014. Allí, arropado por el ex tenista español Alex Corretja, ganador de 17 títulos y finalista de Roland Garros 2001, el jugador cordobés de 25 años tiene su base deportiva. Hace un mes, en Antalya, Turquía, donde había viajado para competir en torneos de la categoría ITF M15, debió estar aislado durante una semana tras contagiarse de Covid-19. Estuvo asintomático, pero los diversos chequeos médicos retrasaron su preparación. Por ello, hace unos días y ya con el alta médica, dudó en viajar a La Nucía, un municipio de la Comunidad Valenciana, para participar de un M25. Pero decidió ir y ganó el trofeo. Sin embargo, lo más curioso es que, por los retrasos generados debido a los problemas climáticos, completó el último set de los cuartos de final, las semifinales y la final en un mismo día, en un breve lapso de ocho horas.

Familia Cerúndolo. Hijos tenistas, hija leona: la fórmula para criar deportistas

“Fue una locura, porque las condiciones de juego fueron extremas, como siempre en los torneos de esta categoría, lamentablemente. Llovió dos días, se fue atrasando mucho y las canchas, como eran nuevas, no drenaban mucho. El partido de cuartos de final que habíamos empezado el viernes contra Carlos Gimeno Valero [España; 292° del ranking ATP] se interrumpió por la lluvia, ese mismo día volvimos a entrar en la cancha y cuando ya se largó con todo, en el 1-3 en el tercer set, cortamos. El sábado nadie pudo jugar nada por la lluvia y volvimos el domingo”, le explicó Cachin [361°; 166° en 2015] a LA NACION.

El tenista cordobés Pedro Cachin, de remera azul, durante la premiación en el M25 de La Nucía, en España, tras derrotar al ucraniano Georgii Kravchenko.
Gentileza Pedro Cachín


El tenista cordobés Pedro Cachin, de remera azul, durante la premiación en el M25 de La Nucía, en España, tras derrotar al ucraniano Georgii Kravchenko. (Gentileza Pedro Cachín/)

Y siguió, en detalle: “El domingo empezamos a las 10.30, pude sacar ese partido adelante [se impuso por 3-6, 6-4 y 7-6 (7-3)]. Gimeno venía jugando una barbaridad, llegaba de ganar un Challenger en Europa [en Gran Canaria 2], que no es nada fácil. Pero gané ese partido y ya me sentí muy bien, con mucho ánimo. Con el francés (Arthur) Fils [de 16 años; 1567°], mi rival de las semifinales, ya había jugado, le había ganado fácil y entré a mostrar presencia, lo cual pude hacer [triunfó por un doble 6-1]. Y en la final fue un poco lo mismo. Había entrenado muchas veces con (Georgii) Kravchenko [Ucrania; 538°] y siempre le ganaba. Fue un primer set intenso, lo gané y en el segundo lo cerré bien [7-6 (7-2) y 6-0]. Fue una experiencia más en esta aventura”.

Reglamentariamente, los jugadores no pueden competir en tres partidos de una misma modalidad en una jornada. Es decir, en un día pueden jugar dos singles y un dobles, por ejemplo, pero no tres partidos individuales. En este caso, se llevó adelante ya que el tercer set del primer partido estaba muy avanzado.

El tenista Pedro Cachin, campeón en el M25 de La Nucía, en la Comunidad Valenciana, junto con su coach, Dante Gennaro.
Gentileza Pedro Cachín


El tenista Pedro Cachin, campeón en el M25 de La Nucía, en la Comunidad Valenciana, junto con su coach, Dante Gennaro. (Gentileza Pedro Cachín/)

Claro que, además, la aventura de Cachin tuvo más condimentos en una categoría (la tercera del tenis profesional) que es austera. Él mismo los relató: “El domingo empezamos a las 10.30, terminó a las 11.20, 11.30. En el club no había vestuarios porque era un lugar nuevo. Entre el partido de cuartos y las semifinales, que estaban programadas a las 12.30, me fui a duchar a un departamento que habíamos alquilado, pero lo tuvimos que dejar porque el check out era a las 12.30. Comí algo, sacamos los bolsos y volvimos con todo al club. Gané las semifinales, pero no tenía dónde ducharme y esperamos ahí desde la una y media hasta las 16.15, que empezó la final, así que imagínate cómo estaba el cuerpo, ya lo sentía cansado. Me tiré en la camilla del fisioterapeuta y a medida que pasaban las horas estaba más duro. Pero me dije: ‘Es una final, no todos los días se juega una, olvídate del cuerpo y jugá’. Sabía que el otro chico también había empezado de la misma manera, pero 3-1 en el tercero. El partido duró unas dos horas. Así fue el día. Con Dante Gennaro, que es mi entrenador desde noviembre, nos fuimos a un hotel, este lunes a las 7.30 me tomé el bus a Valencia y a las tres de la tarde me tomé un vuelo a París y ahora a Lille. Juego, el miércoles, en un Challenger sobre superficie dura y bajo techo, en otras condiciones totalmente distintas. Así es el tenis”.

Juan Martín del Potro, ante otra prueba de resiliencia: este martes será operado nuevamente de la rodilla, en Chicago

Cachin es un jugador que posee otras preocupaciones más allá del court. Tiene un matiz sensible y solidario: en su momento se conoció la ayuda que le brindó a un chico de 10 años de Congo, que encordaba una raqueta a mano con apenas una pinza y una rama de un árbol. Según le confirmó a LA NACION, ya desde Francia, nunca había jugado (casi) tres partidos en una misma jornada, como le sucedió en La Nucía, escenario donde terminó ganando su décimo título ITF. “Me había pasado de jugar dos partidos, eso sí. Pero esto es el barro, por llamarlo de una manera. Es el lado B del tenis”, sonrió Cachin, siempre tratando de hallar el lado positivo de la situación.