Paulo Díaz: Gallardo lo consolidó en la zaga de River y ahora el dilema es su acompañante

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Juan Patricio Balbi Vignolo
·5  min de lectura
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Paulo Díaz
Mauro Alfieri

A lo largo de todo el 2021, Marcelo Gallardo todavía no pudo repetir el equipo. River lleva 16 formaciones diferentes con 22 futbolistas que fueron rotando entre todas las competencias y acumula 17 partidos sin hacerlo si se suma además el tramo final de 2020. El número expone el proceso de búsqueda y transformación del equipo con cambios de esquemas, apellidos nuevos que buscan su lugar, jóvenes que emergen con potencia y figuras que se afirman. Dentro de ese engranaje, la zaga central se ha vuelto un punto clave para el entrenador, que consiguió consolidar a su gran protegido: Paulo Díaz, que este viernes, a las 21.30, será titular en Santiago del Estero, ante Central Córdoba, cuyo entrenador Gustavo Coleoni y los futbolistas Andrés Mehring, Federico Andueza, Juan Galeano y Carlo Lattanzio se perderán el encuentro tras haberse infectado con coronavirus.

River. Teo Gutiérrez será rival en la Copa y también un DT campeón con Boca

“Hay que hacer un esfuerzo superior. Lo necesitamos”, fueron las palabras del Muñeco, en julio de 2019, para presionar por su fichaje. Y desde que llegó en agosto de 2019 por 3,75 millones de dólares por el 70% desde Al-Ahli de Arabia Saudita, el técnico le fue dando cada vez más protagonismo al defensor central chileno. Tras la salida de Lucas Martínez Quarta a Fiorentina, en octubre pasado, y luego de un primer año de adaptación, el futbolista de 26 años se ganó su lugar con un rendimiento en alza, tanto que disputó los 12 partidos del actual semestre como titular, récord que comparte con Franco Armani y Enzo Pérez.

Ya sea en el 3-3-2-2, en el 4-3-3 o en el 4-1-3-2, Díaz logró regularidad para afianzarse como una pieza indiscutible. Más allá de su polifuncionalidad, Gallardo le encontró el puesto como defensor central derecho. Con su perfil, potenció su rendimiento y demostró las condiciones que el DT vio para insistir por él: firme marca en el mano a mano, buen juego aéreo a pesar de su altura (1,78 metros), velocidad, visión de juego, pocas infracciones y buen pie para salir limpio y rápido desde el fondo, ya sea en corto o en largo. Ese famoso primer pase con ventaja al campo rival que tanto le aporta a la dinámica de River.

Gallardo analiza las mejores variantes defensivas para River
MAURO ALFIERI


Gallardo analiza las mejores variantes defensivas para River (MAURO ALFIERI/)

Más allá de errores puntuales por desorden o desatenciones, las estadísticas del chileno también explican la decisión de Gallardo: es el jugador con más pases totales (704) de la Copa de la Liga Profesional, el segundo con más acertados (589) con una alta efectividad del 83,6% y el tercero con más pases precisos al campo contrario (231). Además, promedia 6,8 duelos totales ganados por partido (64% de eficacia), está séptimo en duelos aéreos ganados (32 con 63,5% de eficacia) y décimo en balones largos completados (71 con 55% de eficacia).

La revelación. El lateral del campeón que puede ser wing y tiene alma de "9"

Díaz marca, ordena y juega. Es defensor, pero se vuelve un atacante más, al punto tal que en el primer gol del triunfo por 3-2 sobre Colón inició la jugada con un gran pase para dejar libre a Agustín Palavecino en el círculo central. Con 39 partidos encima (34 de titular), su puesto parece intocable y su nivel abre una pregunta. ¿Quién debe ser su acompañante? Hoy Gallardo cuenta con David Martínez, Jonatan Maidana y Robert Rojas, mientras aguarda por la recuperación de Javier Pinola, operado por una fractura de antebrazo derecho.

Jonatan Maidana regresó hace poco y mostró buenos rendimientos
Fotobaires


Jonatan Maidana regresó hace poco y mostró buenos rendimientos (Fotobaires/)

Este semestre, el chileno jugó seis partidos con línea de tres (cuatro con Rojas y Pinola y dos con Rojas y Martínez) y otros seis con línea de cuatro (cuatro con Maidana y dos con Martínez). En los últimos encuentros frente a Arsenal y Colón, la sociedad Díaz-Martínez mostró un muy buen entendimiento. Por cualidades, quizás es la zaga que más se adapta al juego de River con salida rápida desde el fondo, mucha intensidad y una marcada necesidad de romper líneas y generar superioridad numérica.

Europa League. La semifinal "histórica" y los gigantes que buscarán la Copa

El Muñeco destacó a Martínez, de 23 años, que lleva siete juegos desde su regreso (cinco como titular) y hasta ha rendido como lateral izquierdo. “Es un chico que fue criado acá, que se desarrolló en el club, le tocó salir y tuvo muy buena prestación en Defensa y Justicia. Venía con confianza, pero no es lo mismo jugar en River. De a poco va asumiendo la responsabilidad. Hoy la madurez de los jóvenes es más lenta. Pero es una buena variante, suma minutos, confianza y tiene un buen respaldo con Maidana como referencia, más Pinola. Tenemos espejos y acompañamos su crecimiento”, comentó el DT.

Javier Pinola sigue lesionado, una baja importante para Gallardo
Mauro Alfieri / LA NACION


Javier Pinola sigue lesionado, una baja importante para Gallardo (Mauro Alfieri / LA NACION/)

Por otro lado, Rojas está disponible y espera por su regreso tras recuperarse de un desgarro, mientras que Maidana es la otra carta de peso: lleva cinco partidos (cuatro de titular) desde su retorno y es muy considerado por el cuerpo técnico, que necesitará apostar al recambio en las próximas semanas y siempre administra las cargas físicas del defensor de 35 años.

Maidana aporta experiencia, marca, presencia y juego aéreo. Quizá por eso Gallardo lo usó en dos juegos cruciales: el superclásico frente a Boca y con Atlético Tucumán por los 16os de final de la Copa Argentina como marcador central derecho con Díaz por la izquierda. De cara a la Copa Libertadores y el cierre de la Copa de la Liga, es probable que su figura aparezca en los momentos calientes o frente a un equipo con un clásico número nueve al que se deba seguir de cerca.

Con un plantel más largo, y mientras busca la ansiada constancia, River tiene dos certezas. Díaz ya es lo que Gallardo fue a buscar y en la zaga tiene una positiva incógnita por resolver.