LeBron James confiesa en la intimidad su mejor anécdota vivida con Kobe Bryant... con Paul Gasol como protagonista

Yahoo Deportes
Kobe Bryant utilizó un juego muy físico cuando se midió a Pau Gasol en la final de Beijing 2008.
Kobe Bryant utilizó un juego muy físico cuando se midió a Pau Gasol en la final de Beijing 2008.

Los jugadores y el cuerpo técnico de Los Angeles Lakers se reunieron el martes para hacer piña durante un almuerzo. La idea era hacer una terapia de grupo después de dos días en los que todos se dedicaron a lidiar con la muerte de Kobe Bryant en la intimidad. Llegó la hora de remontar el vuelo y reconstruir la moral de cara al segundo tramo de la competición, y lo primero que se debía hacer era hablar, reír e incluso brindar con una copa de vino en honor a la Mamba Negra. Por eso, llegaron a la conclusión de que lo mejor era compartir las mejores anécdotas sobre uno de los jugadores más emblemáticos no solo de los Lakers, sino de la historia del baloncesto. 

Le llegó el turno a LeBron James y recordó un momento relativo a los Juegos Olímpicos de Pekín 2008, cuando Estados Unidos y España disputaron la final. Al inicio de la cita, con la selección española por delante en el marcador, Pau Gasol se dispuso a hacer un bloqueo durante una jugada de ataque del conjunto español. Kobe corrió lanzado hacia él y tras el impacto, Gasol se fue al suelo. Fue en ese momento cuando el actual jugador de los Lakers, que por aquel entonces tenía 23 años de edad, le dijo a la Mamba Negra algo así como “¡Cuidado! El año que viene este tipo va a jugar en tu equipo”.

Estados Unidos ganó la medalla de oro en aquellos Juegos Olímpicos. (Getty Images)
Estados Unidos ganó la medalla de oro en aquellos Juegos Olímpicos. (Getty Images)

Aquella acción fue una manera de actuar muy típica de Kobe, a quien siempre le gustó retar a sus rivales y compañeros. Gasol era ambos, así que cobró doble. Ni cuando estaba en el suelo, ni cuando el ala-pívot se puso en pie, el capitán estadounidense tuvo intención alguna de pedir disculpas. Todo lo contrario, su objetivo era el de darle un toque de atención a un Pau que por aquel entonces era muy criticado y tildado como “blando”. Llegó a recibir el apodo de ‘Gasoft’ por parte de sus haters, quienes se cebaron con el español especialmente después de que los Lakers perdieran la Finales de 2008 ante Boston Celtics. Kobe quiso ponerle a prueba y mostrarle que el camino hacia los anillos de la NBA pasaban por tener una mayor solidez sobre el parqué. 

No contento con ello, Kobe fue más allá. Durante el primer día de entrenamiento de la siguiente temporada de los Lakers, la Mamba Negra dejó la medalla de oro en la taquilla de Gasol. Aquello llegó a funcionar ya que ambos formaron parte de los equipos que consiguieron los dos últimos campeonatos de la NBA que han logrado conquistar los Lakers

A partir de aquel partido, Pau Gasol y Kobe Bryant ganaron dos anillos juntos.
A partir de aquel partido, Pau Gasol y Kobe Bryant ganaron dos anillos juntos.

LeBron recordó esa historia junto a sus compañeros para evidenciar el gen competitivo y la mentalidad ganadora que atesoraba un Kobe al que nunca le tembló el pulso a la hora de dejar claras sus intenciones de ser el mejor. Durante sus 20 años de carrera hubo varios jugadores que no pudieron lidiar con las exigencias de Kobe o que lidiaron con ellas a su manera. En el primer grupo se encuentra un Dwight Howard que en su etapa anterior en los Lakers se acabó marchando a Houston Rockets por, entre otras cosas, “diferencias con el líder del equipo; en el segundo, un Shaquille O’Neal que apenas se achantó ante los requerimientos de la Mamba Negra

La personalidad de Gasol era más compatible con el fuerte carácter de Kobe. Su deseo de aprender, su capacidad de adaptación, su flexibilidad y su bondad le hacen un jugador mucho más solidario que individualista, y sensible a las relaciones interpersonales por encima de su propio ego. Por eso se convirtió en el complemento perfecto para llevar a los Lakers a la cima. Si ambos llegaron a ser grandes amigos, fue gracias a que Gasol supo encajar golpes como los que recibió en aquella antológica final de Beijing.

Más historias que te pueden interesar:

Qué leer a continuación