No pasaron ni tres horas: una ciudad de Brasil ya rechazó organizar la Copa América

·1  min de lectura

La organización de la Copa América tomó un giro inesperado y, de la noche a la mañana (literalmente), se confirmó que Brasil será el anfitrión. La difícil situación sanitaria en Argentina terminó generando que el torneo cambiara de sede. Aún no se definió el calendario ni las sedes.

Pese a que restan detalles por definir, el nordeste del país verde amarelho picaba en punta para albergar la competencia. Sin embargo, una de las ciudades que tenía muchas posibilidades para recibir algunos partidos ya se dio de baja. Paulo Câmara, gobernador del estado de Pernambuco, confirmó que no se prestarán para que algún partido se juegue en su estadio.

 

Según explicó a través de su oficina de prensa, considera invíable que se desarrolle así teniendo en cuenta las cifras elevadas de contagios por la pandemia. El domingo pasado, el estado de allí anunció 481.070 nuevos casos de COVID-19 y 15.807 muertes causadas por la infección.

 

Pernambuco albergó partidos de Eliminatorias, como Brasil vs. Uruguay en 2016
Pernambuco albergó partidos de Eliminatorias, como Brasil vs. Uruguay en 2016

"Aunque aún no es buscado oficialmente por la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF), el Gobierno del Estado refuerza que el actual escenario epidemiológico no permite que un evento de la envergadura de la Copa América se desarrolle en el territorio de Pernambuco”, anunció Câmara mediante un comunicado.

Posibles estadios para la Copa América

Según informó Globo Esporte, hasta ahora serían 3 los estadios con chances de organizar partidos del torneo sudamericano. Ellos son el Mané Garrincha en Brasilia, Arena da Amazônia y Arena das Dunas en Natal.