Qué pasaría con el dinero pagado por las vacaciones si hay nuevo confinamiento

·3  min de lectura

Son muchos los ciudadanos que, por temor al coronavirus, retrasaron sus vacaciones y las reservaron para agosto y septiembre, cuando la situación estuviera más controlada. Sin embargo, los repuntes de las últimas semanas solo causan más incertidumbre en los viajeros, que no saben si podrán salir o si su movilidad se verá restringida de nuevo por un confinamiento total o parcial.

Ante la posibilidad de que el Gobierno aplique limitaciones estrictas a la movilidad pronto, los usuarios dudan acerca del funcionamiento de las cancelaciones de las vcaciones y de si existe la opción de obtener una compensación por las actividades no disfrutadas. Según FACUA-Consumidores en Acción, los usuarios tienen derecho al reembolso del precio de los servicios de los que no puedan llegar a hacer uso en caso de que se establezca una cuarentena obligatoria en todo el país o que se restringa la libertad de movimiento.

También de interés:

Numerosas personas toman un baño de sol en una playa en Barcelona. (AP Foto/Emilio Morenatti)
Numerosas personas toman un baño de sol en una playa en Barcelona (AP Foto/Emilio Morenatti)

Para justificarse, la Asociación hace referencia al artículo 36 del Real Decreto-ley 11/2020 del 31 de marzo, que se modificó mediante el Real Decreto-ley 21/2020 del 9 de junio para extender su ámbito de aplicación. Este artículo explica que los usuarios tienen derecho a resolver el contrato si su cumplimiento resulta imposible como consecuencia de las medidas adoptadas por las autoridades competentes en la nueva normalidad. Es decir, que los turistas tienen derecho a un reembolso íntegro de los servicios contratados antes de que se decretasen estas medidas, ya sean viajes, paquetes turísticos, asistencia a eventos, hoteles…

¿Y si tuviera que pasar el confinamiento en un destino turístico?

Por otro lado, también podría darse la posibilidad de que el confinamiento o las restricciones se implantasen mientras el turista esté en su lugar de destino y no antes de viajar.

Si se diese cierto margen para que los viajeros regresaran a su origen, FACUA explica que tendrían derecho a reclamar una devolución del importe equivalente a los días de vacaciones no disfrutados. En el caso de que el Gobierno no permitiese a estas personas regresar a su domicilio y tuvieran que prorrogar su estancia en el lugar de destino, FACUA afirma que los gastos de manutención y hospedaje correrían a cargo de la Administración estatal o autonómica.

Por otra parte, también es posible que, aunque no se produzcan restricciones, los usuarios decidan cancelar sus vacaciones por inseguridad. En este caso, muchos operadores turísticos han comenzado a ofrecer la posibilidad de cancelar un viaje a última hora (una opción impensable hasta hace poco tiempo) y también de no cobrar recargos extra por este servicio, una estrategia del sector para animar a los turistas a perder el miedo a viajar.

Aún así, FACUA ha reconocido la dificultad para reclamar las devoluciones, reprochando al Gobierno la falta de acción, por ejemplo, ante la negativa de las aerolíneas a devolver los importes de los billetes tras la cancelación masiva de viajes por el coronavirus. La Asociación afirma que "el derecho es al reembolso, no a un vale o bono" y que, en caso de ignorar este derecho del viajero, se tendría que recurrir a la vía judicial.

Laotracaradelamoneda

IDNET Noticias

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.