Secuestro virtual a boxeadora mexicana la pone al borde de quedar fuera de JJOO

El Universal
Foto Archivo: Jaime Lopez/LatinContent vía Getty Images
Foto Archivo: Jaime Lopez/LatinContent vía Getty Images

CIUDAD DE MÉXICO, febrero 10 (EL UNIVERSAL).- Las posibilidades de que Alma Ibarra, la boxeadora que fue secuestrada virtualmente en Veracruz, asista a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 se redujeron drásticamente, luego de que no fuera registrada como titular para el preolímpico continental (donde pelearía la plaza a las Magnas Justas), por la Federación Mexicana de Boxeo Amateur (FMBA).

"Sólo sabíamos que no se presentó al pesaje. Hasta ese momento no sabíamos que había sido secuestrada o extorsionada", dijo Ricardo Contreras, presidente de la FMBA a EL UNIVERSAL Deportes. "Por eso sólo la apuntamos al certamen cómo reserva. Esto significa que no peleará si la otra boxeadora, la titular, está sana".

El titular de la FMBA específica que el mismo día que terminó torneo cuadrangular en Veracruz (al que había asistido Ibarra) su organismo tenía que mandar los nombres de los boxeadores seleccionados para el preolímpico continental, que se realizará en Buenos Aires entre la última semana de marzo y la primera de abril.

Contreras dice que la opción que propondrá es que Ibarra sea la representante mexicana en un preolímpico mundial que se disputará en París, en el próximo mes de junio.

"Sería lo más justo que podemos hacer por ella", agregó Contreras.

Sin embargo, hay voces que dicen que la peleadora aún podría acudir al torneo eliminatorio de la capital argentina. Miguel Torruco Garza, titular de la Comisión Nacional de Boxeo (Conabox), mencionó a este diario que el organismo que preside buscará que se discuta su caso.

"Su caso fue algo especial. Es por eso que nos sentaremos a discutir con la Conade y la FMBA si se puede hacer una pelea eliminatoria en otra fecha antes del preolímpico continental", mencionó Torruco Garza.


Boxeadora mexicana sufre secuestro virtual previo a pesaje

La mañana del jueves 6 de febrero, Alma Ibarra estaba programada para acudir a la ceremonia de pesaje previo a la final del Torneo Nacional de Boxeo en la que buscaría un sitio para la eliminatoria olímpica en Argentina.

Alma no llegó a la ceremonia con la báscula. Peleaba por su integridad. La pugilista junto con su entrenador Carlos Medellín fueron víctimas de un intento de secuestro virtual cuando los obligaron a salir con amenazas del hotel donde se encontraban.

Autoridades de la Policía Estatal y Ministerial emprendieron un operativo para rescatarlos, tras una alerta enviada por el entrenador a los organizadores del certamen.

La Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (CONADE), condenó el acto de secuestro virtual y extorsión a la pugilista que disputaría la final en la división welter contra Brianna Cruz.

"Hemos recibido hace pocas horas la noticia sobre el secuestro virtual de la atleta Alma Nora Ibarra Vázquez y su entrenador Carlos Medellín. Nos hemos comunicado con ellos, se encuentran bien y estables. Agradecemos a la policía municipal y ministerial y reiteramos todo nuestro apoyo a los deportistas mexicanos", dijo la directora de Conade, Ana Guevara.

Como boxeadora profesional, Alma Ibarra llegó al cuadrangular final, clasificándose en el certamen para boxeadores de paga que se llevó a cabo en Guadalajara.

El certamen en Veracruz sirvió para definir a la selección nacional, conformada por pugilistas amateurs, mexicoamericanos y profesionales, que asistirá al Clasificatorio Olímpico Americano, que se celebrará del 23 de marzo al 3 de abril, en Buenos Aires, Argentina.

Hasta la noche del jueves, ni la Conade ni la Federación Mexicana de Boxeo o la Comisión Nacional De Boxeo De México dieron a conocer si Alma tendrá otra oportunidad para pelear por un sitio en Argentina o el boleto se dará automáticamente a Brianna Cruz.

Qué leer a continuación